Translates to your language

miércoles, 12 de abril de 2017

¿La ignorancia es la felicidad?

Antes sin internet, no teníamos las posibilidades que tenemos ahora, no solo para enterarnos de muchas cosas, sino que a través de las redes sociales se puede conocer la opinión de muchas personas, quizás no es garantía cien por cien, pues bastantes montan alrededor de su vida una mentira muy grande, dentro y fuera de la red. Pero para lo que estoy hablando me vale, pues aunque no son santo de mi devoción, visitando grupos diversos, y comunidades en las redes sociales, puedo hacer un perfil general, de cómo andan las cabezas ajenas.

Y últimamente me he paseado por la red para observar también lo que la gente publica, lo que comenta, la forma de decir las cosas y a lo que le dan importancia. También he observado, qué publicaciones mías, de mi perfil se ven más, y varias cosas así…

La verdad es que el resultado es catastrófico, la gran mayoría de las cabezas humanas están fatal, realmente enfermas y totalmente absorbidas por los medios de comunicación, el deporte, la política y la religión preferencialmente. Me quedo alucinado de cómo se lo creen todo, y sin saber, generan una serie de opiniones que desvirtúan aún más la publicación que ni siquiera se han leído en su totalidad, porque eso es otra, algunos opinan solo con lo que el título les inspire… yo alucino.

He visitado páginas donde el odio hacia todo lo que no sea como su pensamiento, es bestial, hasta el punto de amenazar y querer matarlos. Hace relativamente poco, con la publicación del autobús en contra de la transfobia, entré en páginas que deseaban la muerte de los homosexuales, porque dios decía que era una aberración; comentarios terribles, miles de ellos, una cascada de incongruencias, si tenemos en cuenta, el amor de dios que deberían de derrochar, según su fe. Una incultura impresionante, como por ejemplo, defender sin tener ni idea, las espeluznantes fechorías del señor Putin en Rusia; un hablar sin conocer, solo con la única respuesta, porque lo dice dios. Me recordaba totalmente a los tiempos de la inquisición, es absurdo de todas, todas; porque mira, si lo dice el papa, al menos es alguien al que se puede escuchar, pero dios… ¡si no sabemos si existe! y esta gente es tan lista, que hasta saben lo que quiere; amor con odio, una mezcla espeluznante… muy fuerte, de verdad. Una publicación compartida en Sudamérica más de dos millones de veces y con cerca de diez mil me gustas, con un pensamiento fuera de todo razonamiento y sin humanidad alguna hacia el otro.

Grupos en donde se pelean por distintos equipos de fútbol, hasta el rencor extremo, unos contra otros, como si tuviera que haber un vencedor forzoso, intentando quitar la razón a mordiscos si hiciera falta… me quedo blanco.

Unido a otras muchas páginas, de maltrato animal, de cosas tontas y superfluas en donde también se discute, me he dado cuenta realmente, que la raza humana a corto plazo no tiene solución y sinceramente, en ese momento, se me quitaron las ganas de seguir escribiendo en el blog; que pese a que es leído por mucha gente en el mundo y aunque partiéramos, de que todos estos fueran gente con cabeza, dispuestos a cambiar el mundo a mejor, la inmensa mayoría del planeta camina todavía en la incultura, la inconsciencia, la torpeza, el egoísmo y cerebros planos lobotomizados por la puñetera religión, la política y el dinero… esto es un caso perdido.

Y me preguntaba, ¿merece la pena seguir así?, ¿para qué luchar contra molinos de viento, si no se va a conseguir nada?, lo único que obtengo es un amargor en la garganta y en el corazón, mi salud se tambalea, después de tanto esfuerzo inútil. - Quizás la ignorancia es lo mejor -, me repetía para mí... volver a como era antes, alguien del montón, que ni se preocupaba por las personas, el medio ambiente, los animales, la sociedad o los jóvenes… ¿para qué intentar ser por ejemplo vegano, si siguen asesinando a tantos animales diariamente de una manera atroz?... si pongo en Facebook una publicación sobre el maltrato y nadie la quiere ver, no les apetece ver la realidad. Como me decía una compañera de mi trabajo, - yo no quiero verlo, ni pienso en esas cosas, así puedo seguir comiendo tranquila -.

“Joe”, ¿será cierto que la ignorancia es la felicidad?, aunque la realidad sea muy cruda, y exista tantos seres vivos sufriendo, necesitados de nuestra ayuda… me siento muy cansado de batallar, y cuando veo las vidas de estos inconscientes... aunque sean insulsas, son “felices”, o al menos no sufren por estas cosas, porque han decidido no saber nada, solo vivir como ellos quieran. Porque si haga que lo haga, o diga lo que diga, esto no cambia, ¿para qué padecer en balde, con los pocos años que estamos aquí?, ¿no?... no sé, una lógica aplastante me caía como una losa, con ganas de soltar lastre, retomar mi vida donde la dejé hace ya bastante años, con las responsabilidades justas y solo unas pocas preocupaciones. 

Y por momentos, pensándolo sentía tranquilidad, pues, ¿por qué he de llevar yo el sufrimiento que las personas no quieren asumir?, ¿es qué soy tonto?, a lo mejor lo soy, seguramente; vivir una existencia ignorante es para mí estúpido, pero vivir una vida tan preocupado es igual de ridículo, sobre todo cuando ves el tipo de ser humano que prevalece.

Te aseguro que así me quedaría, si no fuera, porque después, entendí que han existido personas anteriores a mí, que también han luchado, y no se han rendido; que yo gozo de ciertos derechos hoy en día porque otros, en su momento, sufriendo igual que yo, por esta masa de gente anormal, no tiraron la toalla y lo dieron todo. Como en una carrera, acepté voluntariamente el testigo, para que corriera y a su vez, cuando llegara mi momento, lo pasara a otros…

Por esto, no puedo desfallecer, tengo que seguir, buscar el equilibrio entre la lucha y saber hasta dónde puedo soportar, pues no soy un héroe, solo un simple hombre de pocas capacidades, y cada vez menos... según pasan los años.

Sigo decidido en centrarme en los jóvenes, yo he comprendido que no veré este cambio significativo, me moriré y los estúpidos seguirán dominando la tierra, pero quizás dentro de quince o veinte generaciones más, todo haya valido la pena y se reconozca nuestra lucha.

Para mí es un orgullo lo que me dijo mi sobrina el otro día, - tito, estamos leyendo tu libro en clase, y cada uno elige el capítulo que más le gusta y trabaja con él, exponiéndolo en clase… las profesoras están alucinadas y les encanta lo que estamos haciendo… -, ¡ah! bendita juventud, con las lágrimas saltadas os deseo que luchéis tanto como yo, y consigáis algún día ese ansiado mundo mejor para todos. 

Gracias sobrina, me has alegrado el día, preciosa… aún hay esperanza, ¡sigue adelante!.

16 comentarios:

  1. Tú eres un héroe para la gente que te rodea. Muchos queremos seguir aprendiendo de ti y seguir tus pasos. Felicidades para ti por este maravilloso artículo y Ole por tu estupenda sobrina!!!

    ResponderEliminar
  2. Sigue adelante y sigue escribiendo que el mensaje poco a poco vas llegando , y aunque no veamos el cambio , le dejamos un mundo mejor a los que vienen. Un abrazo a dustancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus ánimos, también son necesarios.

      Eliminar
  3. Me encanta la manera en qué logras que reflexionemos sobre la realidad y el entorno en el que nos encontramos. Gracias por compartir tu perspectiva, tu pasión por las letras y ese mensaje que seguramente germinará en nuestras almas y convicciones. Saludos cordiales .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegra y espero que nos ayude a todos a ser responsables de verdad con la vida.

      Eliminar
  4. Hola, creo que no deberías preocuparte tanto por lo que las redes sociales muestran. Hazte una idea de una charla de bar en varios grupos concretos y las conversaciones que mantienen son casi o fatalmente equiparables a las de internet. La red social da la oportunidad a quien no tiene voz, de expresarse ya sea con nombre o anónimamente, y lo que dices es un reflejo de la sociedad en la que vivimos. No comentas las buenas propuestas de arte, cultura en general o ideas que mucha y variada gente o grupo propone. Pasa como por ejemplo la opinión que se da de la juventud; generalmente nos informan de botellones, palizas, peleas, alcoholismo, drogas. Es lo que llama la atención informativa. Y pocas veces comentaran lo preparados que están los universitarios, en mayor número de estudiantes que nunca, en su mayoría mujeres. Podría nombrarte más excelencias del ser humano que seguro conoces (solo se de ti por este artículo) y mejor que yo seguramente,pero las redes sociales solo son la quimera de la comunicación, no por ello debe estar supeditada a la verdad o la inteligencia, para eso ya está el criterio de cada uno para leer lo que le apetezca o estime oportuno. No deseo darte la brasa, así que con un hasta pronto termino. Un placer leerte, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Salvador, aquí nadie da la brasa, todo el quiera aportar es bienvenido. Te invito a que leas poco a poco mis artículos y podrás ver el contraste que uso, quizás puedas entender mejor como escribo. Un saludo fuerte.

      Eliminar
    2. Así lo haré, pero no para entenderte mejor. Comprendo perfectamente la opinión que das sobre el tema que propones. Te he comentado otro punto de vista simplemente, sin intención de negar lo que expones. Veía que me extendía más de lo normal en un comentario conciso y de ahí la expresión de "la brasa". Igualmente, un saludo.

      Eliminar
  5. ¡Qué razón llevas! Lo peor de todo es la gente que almacena información sin cuestionarla. Hay mucha gente más 'culta' que yo que ni siquiera a cuestionado lo que aprende y ya no hablar de su existencia. Sigue así, son muy necesarios estos textos. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias César, también es muy necesario personas como tú, que luchen y animen a los demás. Un saludo fuerte.

      Eliminar
  6. Hola!!
    No debes desistir, claro que no. Yo creo que estamos muy desvinculado del proceso en que se mata al animal hasta que llega al supermercado. Quizás por eso mucha gente, siente aversión y con ello el no saber o no querer saber qué sucede "para no sufrir" yo, no lucho para conseguir algo o eso creo yo. No me considero lista por que sé que siempre habrá alguien que esté por encima de mi, que sepa mucho más de diferentes temas. Por lo que tú estás unos pasos por delante. En un primer lugar quería hacer saber a la gente que estar gordo no tiene por qué significar estar enfermo pero si te fijas hay mucha gente en ese tema y en contra. Más adelante remoré el hilo de escribir historias, poesía (a mi modo) y algunas reflexiones. Me bastaba y basta con hacer sentir algo a los que leen. No tengo infinidad de seguidores, ni tengo las mayores subidas en visitas. Pero cada uno encuentra su lucha y está bien luchar por lo que uno quiere, aunque cueste. Te deseo todo lo mejor. Estaré al tanto de tus publicaciones. Porque por lo menos esta que he leído hace que uno se lo piense dos veces el como van las cosas. Sin más, un saludo!!

    ResponderEliminar
  7. Buen día!! Es la primera vez que te leo y en muchas cosas que comentas estoy de acuerdo contigo, soy maestra de bachillerato y también trabajo en una escuela particular con prepa abierta para mayores de 21 años y me he dado cuenta que los jóvenes viven en la inmediatez y no quieren saber nada de su futuro, no les importa aprender, ni aprehender nada, creó que no valoran el tiempo. Yo he pensado que mucho de este camino que llevan ellos recorrido es solo.el reflejo de la educación que los padres (jóvenes) les transmiten, puesto que ahora se casan (por decirlo de alguna manera) a muy temprana edad y no están preparados física ni psicológicamente para esa gran responsabilidad, y mira que el educar es una tarea que conlleva mucha paciencia, tolerancia, respeto, amor, empatia y sobre todo responsabilidad y eso no se compra en ningún lugar. Lo mejor que pueden hacer es dejar que los hijos los manden y sino, pues tremendo berrinche que hacen y ahí están los padres sirviéndoles y esto crea una sociedad sin respeto por el.prójimo, el medio ambiente y las costumbres de su entorno. Y también he llegado a pensar, acaso sera mejor vivir en la ignorancia y ser feliz sin saber? Luego la respuesta me asalta al instante y veo las cosas maravillosas que no conozco y que puedo mediante el internet conocer, entonces agradezco el.poder elegir. Así como también he visto y leído acerca de muchas cosas atroces que pasan en otros países con las personas, animales y el medio ambiente y me entristece el saber que tenemos un gran poder de hacer,aportar cosas importantes, necesarias o magnificas, para que lo malgastemos viendo tonterias. Agradezco que nos compartas tu opinión que para mi fue muy acertada ya que tocaste puntos muy particulares y con mucho conocimiento. Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar