Translates to your language

miércoles, 29 de junio de 2016

Aceptación

Vivimos en un mundo, en donde uno de sus mayores problemas es aceptar a los demás, quizás ese es, el gran propósito con el que nos levantamos cada mañana, pero conforme van pasando los minutos, se desvanece, para ser ocupado en su lugar, por nuestro gran yo.

¿Cuál es el problema del hombre, qué le cuesta la misma sangre entender que cada persona es diferente, y qué eso no es malo?, ¿por qué nos tomamos tan mal, que el ser humano que tienes enfrente, tenga gustos contrarios a los tuyos?, ¿qué necesidad hay de todo esto?; porque cuando ocurre, nos lanzamos como perros de presa, a destrozar sin dejar nada en pie, dejando de ser una raza inteligente, puro instinto de supervivencia, como si tu vida corriera peligro.

Sin duda, hay un problema de raíz en todo esto, pues este comportamiento, viene de la no aceptación de nuestra propia vida.

Fíjate bien, todo comienza porque tú simplemente te odias, no te gustas, o sólo te sientes incómodo y al final de la cadena, todo acaba por traspasar tu mal al otro, como si tuviera la culpa, de la forma que tienes de ver la vida.

Curioso como la falta o la carencia de algo en tu personalidad, algo que falta o que no existe, puede llegar a herir a los demás; realmente llamativo, ¿cómo tropezar con una piedra que no existe?, si no está, no puede hacerte daño, ¿no?. Es como si un guerrero, por no tener una espada en la vaina, usa sólo su vaina como arma, porque no tiene la espada, y lo usa con tanta saña, que puede llegar a matar exactamente igual que si lo hiciera con la espada.

Tendemos a agruparnos también por esta manera de aceptación, así, lo que a uno no le gusta, se une otro más, otro, otro y así una larga cuerda, de odios y rencores, que pagan normalmente siempre los más débiles, gente de manera individual o ciertos colectivos más desfavorecidos, que no son apoyados por nadie.

Para darle solución a todo esto, hay que actuar de forma personal, y comenzar a reflexionar desde el nivel más básico. Empieza por observar la vida, por entender quién eres tú; pues entérate bien, eres un milagro poco importante, entiéndelo, eres lo más grande, pero no eres imprescindible. Con este razonamiento, podemos iniciar una nueva forma de pensar, en donde nadie es más que tú, ni por supuesto menos, comprender entonces que el otro, no viene a agredirte, si no a complementar lo que tú no tienes, o lo que tú no eres.

Entonces, entenderás, que no puedes volver a tener esa prepotencia de decirle al otro lo que puede o no debe hacer, por el simple hecho de que a ti no te guste, o sea diferente a tus inclinaciones o pensamientos. Por eso, no hay nada más malo, que alienarse con otras muchas personas, como pasa en la religión, como pasa en la política y en cantidad de diferente sitios, que se aúnan en un pensamiento único para marcar una dirección, porque esto no es verdad, no es así; cada uno, por mucho que quiera, tiene una forma distinta de ver la vida, y es capaz de sacrificar su pensar (que es lo más grande que tenemos), por sentirse arropado con más personas, por tapar esos huecos y esos miedos que sufren, aunque eso signifique como siempre, apartar a mucha gente de su lado, a no aceptar y amar al otro, simplemente como es.

Una sola persona o un pequeño grupo de ellas, no pueden dirigir a su antojo a una mayoría, no consientas nunca, que alguien pueda destruir tú forma de pensar, digo tú forma de pensar, no la que te quieren inculcar ellos; llámalos curas, sacerdotes, políticos, empresas, ideologías, o sociedad en general.

Mira, esta vida es algo muy sencillo, tanto, como que vives un tiempo corto en este mundo, en donde tienes unas funciones biológicas básicas que cubrir, conviviendo con otras personas hasta el día en que te mueras, te irás igual que te fuiste. A partir de ahí, si quieres, puedes complicarlo hasta el infinito, ¿te apetece complicarte la vida?, a mí realmente no; considero que una vez, superada la adolescencia, y entrando en la vida adulta, una persona debe hacer un parón en su vida, desechar todo el lastre que no le sirva, sacudirse de tantas ideas impuestas, y buscar su verdadero yo, una libertad que puede hacerte más grande. Para comprender, que lo pasado, pasado está, para aceptarte por completo como eres, pero siempre con la mente en mejorar y cambiar hacia un mundo mejor; mírate en el espejo, no inventes realidades, fíjate en quién eres, no imagines ni finjas ser algo que no eres, sonríe y entiende lo que es la vida. No dejes que nadie deforme tu rostro, no le eches cuenta a todas esas personas, que por afán de poder, dinero, o simplemente porque están vacías, quieren hacerte ver que no eres nada y quieren decirte como ser feliz. 

Tú sabes de sobra cómo ser feliz, busca en tu interior, no lo hagas fuera, ni en deidades que no responden, y si estás en paz contigo mismo, entenderás que te has aceptado tal como eres, y lo más importante, es que estarás preparado/a para aceptar a lo demás con su brillo personal. Recuerda siempre, nadie en esta vida, tiene derecho a imponer sus ideas  a nadie, estas nunca se acatan, más bien se comparten con respeto... si tus ideas hieren a los demás y le restan libertad, acuérdate de que algo estás haciendo mal... seguramente el problema está en la no aceptación de ti mismo, que la estas proyectando hacia los demás.

Piensa, el éxito más grande que puedes alcanzar en esta vida, no es más que la aceptación de ti mismo... ánimo.








domingo, 26 de junio de 2016

La hipócrita llamada a las urnas

Mira que no me gusta hablar nada de política, porque me parece una pérdida de tiempo, pero es necesario que lo haga, para concienciar a la gente, de la situación actual que vivimos con nuestros políticos. Hoy en España volvemos a repetir elecciones, después de seis meses, en donde todos ellos se han sentido ganadores y les ha sobrado prepotencia a la hora de formar gobierno; intereses para arriba, para abajo, pero la realidad es que llevamos medio año sin un gobierno conformado; con uno en funciones, que "parece" que está dando "menos problemas" que, cuando estaba dentro de los cuatro años de su mandato. Con un rey, que ni pincha, ni corta en todo esto, una figura inútil en este proceso, ¡un rey!, cosa que no entiendo, y que conste, que lo que veo de la personalidad del nuevo Rey de España, me agrada mucho, un hombre culto, educado y tranquilo, por lo menos eso es lo que se ve y es algo, que no tienen los políticos de ahora, que ni siquiera saben inglés; mira ... quizás debería dejar de ser rey, y probar como presidente del gobierno, quién sabe, a lo mejor es más coherente y lo hace muy bien; probablemente, mucho mejor que todos estos estafadores de tres al cuarto ...

No han llegado a un acuerdo, porque pasan totalmente de los votos y deseos de los españoles; está claro que, los ciudadanos de este país nos hemos manifestado en contra del bipartidismo que tanto daño ha hecho. Los españoles decidimos hace seis meses, que queremos un gobierno plural, con una variada representación de nuestros pensamientos e ideas en el congreso, pero hay una cosa muy clara, que no han comprendido estos señores políticos, y es que no queremos una batalla entre los diferentes partidos con mayor cantidad de votos, estos, no han sabido leer entre líneas, o no han querido.

El mensaje que le hemos mandado, no es más, que sabemos que, por separado no nos fiamos de ellos y seguirán destrozando el país que tanto queremos, y claro está, en una representación tan grande nadie puede imponer sus ideas; ¡y eso es lo que precisamente deseamos!, estamos hartos de izquierdas y de derechas, de centros que tiran hacia otros lados o radicalismos absurdos, que no tienen sentido ya en este siglo. Señorías, quítense las pelucas blancas del 1789, de la revolución francesa, ¡ya está bien!, guarden en el armario sus apolilladas ideologías de diestras y de siniestras, pasen página por encima del fascismo o el comunismo, que son políticas, que como la historia cuenta, han fracasado siempre.

Lo que el pueblo pide, lo que yo les pido, es que cambien el futuro de este país, que dejen sus ideas a un lado, que las desechen para preocuparse de lo que importa, sólo de eso, que es por si no lo saben, darle de comer al pueblo, que pasa porque todos tengan la oportunidad de trabajar con contratos dignos, no lo que hay ahora, que se ayude al desesperado, al abandonado, a las familias que tanto están sufriendo, a los enfermos, que se luche de verdad contra la discriminación o el maltrato, que se respete la libertad de expresión, que se cuiden a los animales como hacen en otros países mucho más avanzados y elevar ante todo, el nivel de educación en el país; vamos, que améis estar a nuestro servicio. 

No quiero degustar más, vuestras ideas estúpidas, ligadas a la religión o a un marxismo hipócrita, que es como otro opio del pueblo. ¿Por qué no quieren enterarse?, les va muy bien así, ¿verdad?, ¿a quién pretendéis engañar?, os conocemos, porque sabemos de vuestras acciones durante tanto años. Habéis amasado verdaderas fortunas, corrompidos, robasteis el dinero del español destinado a sustentar su vida familiar, despilfarrasteis lo que no era vuestro, y todos los demás, aún seguimos sufriendo hoy, vuestras atrocidades. Os tapasteis los unos a los otros y creasteis leyes para protegeros y defenderos del pueblo al que jurasteis servir, en definitiva, nos habéis decepcionado y hace tiempo que no sois dignos de sentaros en esos asientos que dirigen nuestras vidas cotidianas, ¡qué lástima, que como a Adán y Eva, no bajara el arcángel San Miguel con la espada de fuego y os echara del paraíso, como cuando ellos pecaron!.

Y ahora venís de nuevo con las mismas caras, los mismos reproches, las mismas mentiras, ¿a contarnos qué?, ¡si todo sigue igual!, ¿qué nos estáis diciendo?, si ni siquiera os habéis puesto de acuerdo para reducir el coste de la campaña electoral del 26J, ¡habiendo gastado seis meses antes, 130 millones de euros!, ¿sabes a pie de calle lo que eso solucionaría?, ¿qué vas a saber tú, con tú sueldo y tus dietas, sinvergüenza?; para ti es más importante que salga tu cara en los carteles de las avenidas principales, como si no te tuviéramos visto ya, ¡demasiado!.

Yo me pregunto, cómo puede Mariano Rajoy seguir presentándose como candidato a presidente del gobierno, con todos los casos de corrupción que hay en su partido, y que alguno le roza de bastante cerca. Su palabra para mí, no merece ningún respeto, con todo el saqueo que ha permitido, ¿no se le cae la cara de vergüenza?. Dice usted, que sacó al país de la crisis, ¡hombre!, con todos los recortes, mintiendo con su programa electoral, obedeciendo a la señora Merkel como un perrito y diciendo, que saldría de ella - cueste lo que cueste -, no es muy difícil, aunque se hayan suicidado personas por no detener a sus amigos los bancos, en los desahucios, pero bueno, esos son daños colaterales, ¿no?. Ha reventado usted el panorama laboral español, ¿de qué presume con tanto orgullo?, si ha destrozado los modelos de contratos y ha echado al futuro fuera del país, mintiendo y robándoles las esperanzas a los emprendedores (que palabra más bonita, parece mágica), ¿qué ha hecho usted por los autónomos, que tanto decía?. Ahora los jóvenes, los que pueden trabajar, cobran una mierda, con futuro incierto gracias a usted señor Rajoy, seguro que no le pasará eso a su hijo, ¿qué nos apostamos?. 

Otra cosa que me hace mucha gracia, es que dice, que es el país Europeo que más crece, ¡normal!, ¿no va crecer?, a ver señores "peperos", si a un árbol después de caerle la tempestad más grande en forma de crisis, lo deja "pelao" y medio "arrancao", si no se muere, lo único que le queda es volver a crecer, entonces, ¿quién va crecer más, nuestro arbolito por llamarlo algo, o los árboles adultos, estables y frondosos de Alemania, Holanda, Suiza, etc?, ¿hace falta que responda?, ya no le cuento más, ¿para qué?, es usted un impresentable, váyase señor Rajoy, ¡váyase!.

Lo mismo o parecido (porque no ha sido presidente del gobierno), puedo decirle a usted señor Sanchez del PSOE, tanta y tanta corrupción, su partido no tiene tampoco solución, y como persona, no me cae mal, parece bastante agradable. Pero usted dice las mismas mentiras que sus predecesores, por tanto sus palabras me chirrían, ¿no sería mejor que hiciera una limpieza en su partido, echando por lo menos a la mitad, reconociera que han sido unos ladrones, que negaron la crisis y nos metieron en esta situación?, ¿no puede verdad?, claro, si estas personas lo han puesto donde está, ¿no?, ¿seguro?. Lo siento no me trago su cara bonita y su partido de embusteros y saqueadores.


¿No me dan la razón, ustedes dos?, aquí les nombro algunos casos de corrupción muy fresquitos, de lo que han cometido sus partidos, para que le den a la memoria:


Caso AVE, Caso Acuamed, Caso Almenas, Caso Andratx, Caso Arcos, Caso Arona, Caso Arroyo, Caso Astapa, Caso Atlético, Caso Baltar, Caso Banca Catalana, Caso Bankia, Caso Berzosa, Caso Bitel-2, Caso Bomsai, Caso Bon Sosec, Caso Brugal, Caso Bárcenas, Caso CAM, Caso CCM, Caso Camisetas, Caso Campeón, Caso Conde Roa, Caso Cooperación, Caso Corredor, Caso De Miguel, Caso Dívar, Caso Egües, Caso El Trompo, Caso Emarsa, Caso Emperador, Caso Enredadera, Caso Epsilon, Caso Fabra, Caso Faycán, Caso Filesa, Caso Flick, Caso ForcemCaso Funeraria, Caso Guateque, Caso Guerra, Caso Gürtel, Caso Harrag, Caso Hügel, Caso ITV, Caso Ibatur/Pasarela, Caso Ibiza Centre, Caso Imelsa, Caso Innova, Caso Interligare, Caso La Fabriquilla, Caso Las Teresitas, Caso Lasarte, Caso Lifeblood, Caso Limusa, Caso Malaya, Caso Marchelo, Caso Marea, Caso Margüello, Caso Matsa, Caso Mercasevilla, Caso Mercurio, Caso Millet, Caso Miñano, Caso Método 3, Caso Naseiro, Caso Nueva Rumasa, Caso Nóos, Caso Orquesta, Caso Over Marketing, Caso Palau, Caso Pallerols, Caso Palma Arena, Caso Parques Eólicos, Caso Peaje, Caso Picnic, Caso Pitiusa, Caso PlaZa, Caso Plan Territorial, Caso Plaold, Caso Plasenzuela, Caso Pokémon, Caso Poniente, Caso Port Vell, Caso Porto, Caso Pretoria, Caso Rasputín, Caso Riopedre, Caso Rumasa, Caso Rus, Caso Salmón, Caso Sanlúcar, Caso Scala/Cola Cao, Caso Seat, Caso Tabacalera, Caso Terán, Caso Torres de Calatrava, Caso TotemCaso Treball, Caso Troya, Caso Turismo Joven, Caso Túnel de Sóller, Caso Umbra, Caso UniónCaso Zambrana, Caso Zamora, Caso de la Ciudad del Golf, Caso de la Construcción, Caso de la rotonda de Armilla, Caso de los ERE en Andalucía, Caso de los cursos de formación, Caso del Lino, Caso facturas, Caso nevada, Caso vertidos ArmillaLuxembourg Leaks, Operación EDUende, Operación Edu Costa, Operación Madeja, Operación Molinos, Operación Pulpo, Operación Púnica, Operación Taula, Plan Rabasa, Trama Zeta ... etc.

Esto para el que quiera ahondar en la realidad, ¿y con esta lista de crímenes al pueblo español, os seguís presentando al gobierno?... señorías, no hay más preguntas...

Respecto a los dos partidos más nuevos, también lo comenté en un post; por un lado Rivera de Ciudadanos, muy centradito el muchacho, pero creo que es bastante veleta, con los acuerdos que propone, quiere quizás unirlos a todos, y al final me cuesta fiarme de alguien que cambia tanto los pactos, de un día para otro (no pactaré con..., si salgo pactaré con...), no me gusta señor Rivera, y que conste que me cae bien. Una pregunta ¿es verdad, qué es usted de derechas?, ya no sé que pensar; si admite un consejo de mi humilde persona, no se mezcle con partidos políticos corruptos, no se lo merecen y la probabilidad de contagio es demasiado alta.

Y como no, Pablo Iglesias, que se ha servido de un malestar social para crear un partido, el problema, es que usted es menos de fiar, que los que buscan amistad en un chat a las cuatro de la mañana. Si no hubiera sido por su pensamiento super radical y rancio (cosa que no le va con su edad), por sus pactos con tiranos, corrupciones en su estrenado partido, sus mentiras y poca transparencia, quizás hubiera sido un buen político; dos consejos, siéntese bien cuando esté en la tele y deje de refregar con prepotencia que es usted profesor de universidad, que no es el único. No me fío ni un pelo de Podemos, cuidado señores con este partido, ¡ah!, señor Alberto Garzón de Izquierda Unida, creo que ha metido la pata hasta el fondo, aunque su partido esté en vías de desaparición en las generales, era el mejor valorado en las encuestas, creo que la unión con Podemos, le va a perjudicar bastante, una lástima.

Bueno pues este es el panorama actual que yo veo y que sé, que lo comparten millones de personas; así que, después de pegar tiros a diestro y siniestro, descabezando a estos "personajillos", os aconsejo amigos, ¡cuidado hoy a quien votas!, es muy importante y si no estás de acuerdo con ninguno, lo mejor es el voto nulo, así no beneficiarás a nadie y dejas clara tu indignación.

Recuerda, ten memoria y actúa como un adulto, si quieres un país mejor, no le des el voto al de siempre o al que viene con soluciones mágicas, vota siendo consecuente a todo el daño que hemos recibido, de todos estos partidos...


miércoles, 22 de junio de 2016

El juego atrevido de la ignorancia

La frase de que la ignorancia es muy atrevida, es totalmente cierta, y esto me preocupa demasiado; porque hay muchísimas personas que juegan con ella todos los días.

Claro, lo primero es saber, ¿qué es la ignorancia?, pues es la falta de conocimientos en particular, o de cultura en general. La persona que ignora algo no lo conoce o no lo comprende, por lo tanto, puede considerarse en sentido absoluto o respecto a un contenido concreto.

Recuerdo el caso de un pastor, que fue multado con pena de cárcel por recoger del campo un poco de la flor de manzanilla, para hacerse una infusión. Por lo visto, una flor que estaba protegida desde agosto de 1998, pero claro, este pobre hombre alejado de la urbe, y toda legislación tan cambiante, allí arriba, en el monte entre pastos, era ignorante, no tenía conocimiento de que habían prohibido recoger este tipo de planta, como hacia cada vez que la necesitaba. Tuvo una gran polémica en los medios de comunicación y al final fue absuelto del delito, pues como decía su defensa, "el Estado español no puede exigir que sepa latín, cuando apenas se ha preocupado porque aprenda el castellano, y lo sepa leer y escribir".

Obviamente, si no conoces algo, en principio no se te puede achacar culpa alguna, aunque siempre dependiendo de la situación ocurrida. En el caso del pastor, es lógico informarlo primero y darle un aviso para que no cometa esa infracción, pero hay otros muchos casos en donde muchas personas, hacen de la ignorancia su vida, como si eso le fuera a exculpar de las cosas que hacen o las que no.

Con tantos problemas en el mundo, a veces pensamos, que el ser ignorante es la felicidad, un poco como ese refrán, "ojos que no ven, corazón que no siente". Puede parecer que es verdad, que mientras menos sepamos mejor, total, no puedes hacer nada y al final el mal trago te lo llevas tú; pero todo esto es una equivocación muy grande, es como si, por no decirte que tienes un cáncer, ya no te vas a morir, ¿no crees?, el cáncer seguirá ahí y si no actúas, te matará.

Pues el problema con la ignorancia no es sólo la falta de conocimiento, ya que, eso tiene fácil solución, con informarse, buscar o preguntar; si no más bien, es no querer salir de ella, no desear conocer lo que está pasando. Tener una actitud pasota y egoísta con tu alrededor, aparte, esta ignorancia continuada te hace equivocarte de manera reiterada, pues no sabes lo que haces y eso no te justifica; pero no sólo eso, es que normalmente, la persona ignorante es la primera que siempre mete la pata y salta en una discusión, queriendo anteponer ideas mal formadas con gran prepotencia, de ahí, frases como la que dije antes, "la ignorancia es muy atrevida", u otra muy graciosa, "o es un ignorante o miente que es peor".

Millones de personas viven así, hipnotizados por la televisión y su mundo perfecto, la moda y su mundo vacío, con la tecnología como si eso le diera superpoderes, cuerpos perfectos, sin interesarse por los problemas ajenos y cercanos a ellos, les da exactamente igual lo que pasa en el mundo y lo que pueden hacer. Este es un juego peligroso, porque no saben que la espada de Damocles está balanceándose encima de sus cabezas y ellos pueden ser los siguientes en caer, entonces, exigirán ayuda rápidamente.

¿Y qué le dices a alguien así?, si no quiere cambiar, es su vida y así quiere vivir, pasando de todo o incluso perjudicando el avance de la sociedad; un parásito de este mundo, que la sociedad acoge con gusto, porque no da problemas aparentes, donde hace todo lo que quieren los señores poderosos. Trabaja, consume su dinero, muere por su equipo de fútbol, es devoto de la Semana Santa, llora con la imagen de la virgen de no sé qué, le encanta los carnavales, mucha diversión, beber todo lo que pueda, mucha telebasura, cumple con las tradiciones aunque puedan sufrir animales, no le interesa la cultura y que a poder ser el niño con la consola o el móvil, que no le moleste demasiado.

Por eso, hoy en día, nadie puede esconderse bajo la manta de la ignorancia, ya no está justificada, la información fluye a través del aire en las ondas del wifi o del móvil, es más, debería combatirse y perseguir a toda persona que siguiera escondiéndose tras ella. Esto que parece una burrada, por eso, sólo se podría cumplir, si antes los gobiernos invirtieran en incentivar la educación, penalizar ciertos programas de televisión, etc, pero claro, no lo van a hacer, porque no les interesa, quieren un pueblo con la mente plana.

¿Entonces?, llegamos a un punto muerto, en donde los que pueden cambiar esta situación, no lo hacen, los que son ignorantes por obligación, seguirán atados de manos, los que quieren serlo, seguirán con sus malos hábitos pasotas y destructivos. Por otro lado, están los que quieren cambiar el mundo y destruir la ignorancia a base de odio y violencia, algo contradictorio también, y los que estamos en medio, luchando, informando y actuando pacíficamente para abrir la mente a tantas personas.

Todos metidos en un saco, revueltos y metiéndonos patadas sin sentido, para defender nuestra forma de vida, una única especie, pero intereses tan distintos, ¡qué lástima!.

El personaje de Homer, retrata muy bien el perfil de esta sociedad, da miedo pensar en un mundo lleno de gente así... 


Por eso la solución a este problema tan importante pasa por la aplicación de nuevas leyes que defiendan la vida y promuevan la educación, reformar la educación, más educación y priorizar la educación sobre estos temas a edades muy tempranas (y recuerdo que empieza en casa), acceso a la información y a su verificación, tomar conciencia sobre este asunto e integrar la tolerancia al otro y exigir soluciones locales, los problemas que nos afectan son cada vez más globales pero las soluciones pueden ser locales, casi individuales; ante la ignorancia, los gobiernos o las instituciones no pueden, ni quieren actuar solos, todos formamos parte de la solución y tenemos una enorme fuerza a la hora de enfrentarnos a ella.

La mayoría de las personas desconocen los problemas que hay en sus provincias, en sus barrios, problemas que pueden arreglarse con la ayuda de todos.

Al fin y al cabo, un problema que afecta al mundo de manera global, y que hace que mueran millones de personas y animales cada día, parece que tiene más bien, una solución más personal, que otra cosa.

No juegues con la ignorancia, no mires para otro lado, no hay algo más triste para la raza humana y el planeta, que ser un ignorante y traspasarlo a los niños. No ocultes tu propia ignorancia, descúbrela y ponle remedio... es la única manera de avanzar y pasar página... recuerda que tu ignorancia provoca el sufrimiento de muchas personas... reflexiona, por favor.












domingo, 19 de junio de 2016

Una vida encadenado

Cuando yo era pequeño me encantaban los circos, y lo que más me gustaba eran los animales. Me llamaba especialmente la atención el elefante que, como más tarde supe también, era el animal preferido por otros niños. 

Durante la función, la enorme bestia hacía gala de un peso, un tamaño y una fuerza descomunales... pero después de su actuación y hasta poco antes de volver al escenario, el elefante siempre permanecía atado a una pequeña estaca clavada en el suelo con una cadena que aprisionaba una de sus patas. Sin embargo, la estaca era sólo un minúsculo pedazo de madera apenas enterrado unos centímetros en el suelo. 

Y, aunque la cadena era gruesa y poderosa, me parecía obvio que un animal capaz de arrancar un árbol de cuajo con su fuerza, podría liberarse con facilidad de la estaca y huir. 

El misterio sigue pareciéndome evidente. ¿Qué lo sujeta entonces?, ¿por qué no huye?. Cuando tenía cinco o seis años, yo todavía confiaba en la sabiduría de los mayores, pregunté entonces a un maestro, por el misterio del elefante, me explicó que no se escapaba porque estaba amaestrado. 

Hice entonces la pregunta obvia - Si está amaestrado, ¿por qué lo encadenan? -, no recuerdo haber recibido ninguna respuesta coherente. Con el tiempo, olvidé el misterio del elefante y la estaca, y sólo lo recordaba cuando me encontraba con otros que también se habían hecho esa pregunta alguna vez. 

Hace algunos años, descubrí que, por suerte para mí, alguien había sido lo suficientemente sabio como para encontrar la respuesta. El elefante del circo no escapa porque ha estado atado a una estaca parecida desde que era muy, muy pequeño, cerré los ojos e imaginé al indefenso elefante recién nacido sujeto a la estaca, y estoy seguro que, en aquel momento, el elefantito empujó, tiró y sudó tratando de soltarse; a pesar de sus esfuerzos, no lo consiguió, porque aquella estaca era demasiado dura para él. 

Imaginé que se dormía agotado y que al día siguiente lo volvía a intentar, y al otro día, y al otro... Hasta que, un día, un día terrible para su historia, el animal aceptó su impotencia y se resignó a su destino. 

Ese elefante enorme y poderoso que vemos en el circo no escapa porque, pobre, cree que no puede, tiene grabado el recuerdo de la impotencia que sintió poco después de nacer, y lo peor es que jamás se ha vuelto a cuestionar seriamente ese recuerdo; jamás, jamás intentó volver a poner a prueba su fuerza... 

Todos somos un poco como el elefante del circo, vamos por el mundo atados a cientos de estacas que nos restan libertad. Vivimos pensando que no podemos hacer montones de cosas, simplemente porque una vez, hace tiempo, cuando éramos pequeños, lo intentamos y no lo conseguimos. 

Hicimos entonces lo mismo que el elefante, y grabamos en nuestra memoria este mensaje, no puedo, no puedo y nunca podré. Hemos crecido llevando ese mensaje que nos impusimos a nosotros mismos y por eso nunca más volvimos a intentar liberarnos de la estaca. Cuando, a veces, sentimos los grilletes y hacemos sonar las cadenas, miramos de reojo la estaca y pensamos: No puedo y nunca podré...


Es impresionante, el mensaje de esta historia, que también es la tuya, que también es la nuestra. Vivimos en esta vida sin hacer nada, agachando la cabeza y resignándonos al comportamiento que esta sociedad, que te ha enseñado desde pequeño, que no puedes hacer nada, teniendo que tragar con tantas injusticias, tanta inhumanidad, bebiendo lágrimas de pena y comiendo un pan corrompido por ladrones y delicuentes; ¡que mentes más perversas!, como si no hubiera una solución, atado por una pesada cadena, a un palo que vacila cuando te mueves, condenado a dar vueltas sobre ti mismo, hasta el momento en que te mueras.

Pues yo te digo hoy, ¡Todo eso es mentira!, retira el velo que no te deja ver, que tienes fuerza suficiente como para liberarte de esta atadura, que no tienes que hacer lo que dice esta sociedad, lo que dicen los poderosos, los religiosos y políticos. Cambia de vida, eres grande, eres fuerte, ¡tu vida puede cambiar!, puedes hacer grandes cosas; hay un mundo enorme por explorar, para conocerlo, para sentirlo, para ayudar a los demás.

¿Vas a dejar que te sigan diciendo lo que tienes que hacer, cuando sabes que no está bien?, ¿vas a consentir que dominen tu vida?, ¿que te cuelguen un simulado mundo feliz, que te está corroyendo, porque sabes que no es verdad?, ¿viendo tanta desgracia a tu lado?. ¡Di no! a esta manipulación, deja de lamentarte, levántate, libérate y sé un adulto, responsable con la vida, con todo lo que te rodea. Ya es hora de que cambies y seas feliz, ya es hora que modifiques tus hábitos, que destierres tus creencias, esas que te hicieron aprender, y que dijeron que eran buenas (atado a tantas y tantas estacas).

Cierra los ojos... imagínate a ti, de pequeño, llorando sentado, porque no puedes liberarte de esta cadena atada a una pequeña estaca, mira como pesa, no puedes hacer nada, te educaron para eso. Observa ahora hacia el lado, ese niño ya ha crecido, mira eres tú, ¡ya eres grande!, y sigues llorando porque crees que una débil estaca, te impide realizarte como persona; Dios, que lástima, ni siquiera mueves ya la pierna para liberarte, porque crees con toda firmeza, que la cadena es más fuerte que tú... Ahora, abre los ojos, has visto la mentira en la que vivías, ahora ya lo sabes... Tú puedes, sabes que puedes, levántate y no llores más, mira  has arrancado la estaca y roto la cadena... has hecho lo más importante, ¡vamos!, cambiemos el mundo juntos...


... Esto no es un cuento, es la triste realidad... libera tu mente... eres libre... 


miércoles, 15 de junio de 2016

Señor millonario...

Este es un escrito dirigido a ese uno por ciento de la población que es multimillonaria, porque me genera mucha intriga, lo que pasa por la mente de estas personas tan afortunadas. Si alguno de los lectores que me siguen, fuera por casualidad, uno de ellos, me encantaría que me respondiera a ciertas preguntas y dudas que me pasan por la cabeza; sobre todo si no ha sido siempre así, sino que por un golpe de suerte o por esfuerzo y un buen trabajo bien hecho, es ahora multimillonario, vamos, alguien que haya conocido, las dos caras de la vida.

Respetando que como siempre digo, que cada uno hace con su tiempo y su dinero lo que quiera, me surge la siguiente reflexión. Cuando alguien tiene tanto dinero, es normal que se compre una gran casa, varios coches quizás, que viaje por el mundo y haga lo que le apetezca; y así, te puedes tirar años viviendo y experimentando cosas nuevas, ir de fiesta, en fiesta, o lo que sea.

Pero siempre llega un momento en la vida del ser humano, en que se para a pensar, porque sea una cama de 90 o de 200, cuando llega el silencio de la noche, todos tenemos días, que mirando al techo, reflexionamos sobre la vida y nos preguntamos hacia donde va nuestra vida, y qué es lo que queremos.

Llegará el día, que ya no sabrá en que gastarse el dinero, y cuanto más edad cumple uno, le da más importancia en la vida, a otras prioridades que cuando era joven; todos, en más o menos capacidad, tenemos una empatía por los que nos rodean, por las situaciones que se sufren en el mundo. Desde luego, seguro que se habrán preguntado más de una vez como podrían ayudar al mundo, hacer de este planeta, un lugar mucho más agradable para todos; y no me refiero a hacer una donación, en un momento dado, algo puntual, que oye, está muy bien, pero no es suficiente. De hecho, las malas lenguas, dicen que cuando un millonario dona dinero a una causa benéfica, lo hace o para limpiar su imagen o para blanquear dinero, ¿es esto cierto?, me gustaría saber si es verdad.

Hablamos de muchas personas en el mundo, empresarios, actores, deportistas, modelos, cantantes, artistas, presentadores, reyes, políticos, premiados en una lotería, herederos, etc., todas estas personas podrían acabar perfectamente, con los problemas que hay en el mundo, y aún así, seguirían teniendo dinero para vivir muchas veces la misma vida.

Me pregunto, ¿por qué no lo hacéis?, tenéis en vuestras manos, la capacidad de cambio y no tendríais que hacerlo ni vosotros directamente, hay muchas personas que se ofrecerían a realizar este trabajo, para que todos tuvieran las necesidades cubiertas.

¿Cómo se puede vivir una vida, año tras año y no cambiar, no evolucionar?, yo siempre digo que el cambio es cuestión de todos, pero hay que reconocer, que cuando hay dinero por medio, por desgracia, todo es fácil, se pueden hacer bien las cosas y de una forma rápida.

Crear organismos y fundaciones, por todo el mundo, sin contar con políticos, ni bancos, que den las herramientas necesarias a cada pueblo, para poder vivir, prosperar e incluso puedan llegar a autofinanciarse; algo que sea para el pueblo, sólo de la humanidad. ¿No te gustaría dejar ya tus negocios, o tu gran ocio, para hacer algo grande?, que cuando estés en lecho de muerte, puedas sentirte satisfecho de que defendiste la vida hasta el final, que evitaste muchísimas muertes, que ayudaste a tantos niños, en la educación y la investigación; pasar realmente a los anales de la historia como el hombre, o la mujer que promovió una nueva forma de vivir.

A mí se me ocurren un montón de cosas que podéis hacer para mejorar de verdad y con efectividad la sociedad en la que vivimos, y yo no soy nadie, imagínate lo que puedes llegar hacer tú, si te lo propones; por mi parte, me pongo a tu servicio para ayudar a tanta gente necesitada.

Hay multimillonarios que derrochan de manera escandalosa, como un jeque árabe, que mandó construir un humedal en medio del desierto, ¡sabes la fortuna que hay que gastar para mantener un humedal, en un clima desértico!, son millones y millones de gastos en conservar aquello cada semana. ¿Cuántas vidas se pueden salvar con ese dinero?, millones de ellas... Esto es demencial, que lástima que no me tocará una fortuna, la utilizaría para ayudar a tantas familias necesitadas, salvar animales abandonados, muchísimas cosas; pero no es esa la realidad, la vida no es justa, y el ser humano la hace más injusta todavía.

Por ejemplo, este hombre, Amancio Ortega, con la edad que tiene, ¿cuáles son sus pensamientos?, ¿ser más poderoso, tener aún más dinero?, pero si es uno de los hombres más ricos del planeta, y ha salido en la prensa que, a veces, dona dinero para causas benéficas, esto es muy loable, pero es como darle un vaso de agua al sediento, y mañana, ¿de donde sacará el agua?; un hombre que partió desde cero, que sabe lo que hay a pie de calle, ¿y no hace nada más?, no le entiendo señor Amancio, tiene todo el potencial, y podría revolucionar el mundo, todos le seguirían, ya que todos sabemos, como he dicho antes, que un problema cuando hay dinero, ya no es problema, rápidamente se busca una solución. ¿no quiere, no le conviene, no le dejan, pasa del tema?, no sé...

Parece que todo el que consigue una fortuna, le envuelve una niebla de amnesia y desarrolla un egoísmo bestial; tiene la solución para acabar con tanto sufrimiento pero simplemente le da igual. La verdad me cuesta entenderlo, ¿cómo podrá ese hombre dormir tranquilo por las noches?, para mí, tener dinero, significa tener una gran responsabilidad, pues me siento con la obligación de devolver al mundo, gran parte de lo que me ha dado.

No hay más sentido de la vida que este, pero ahí están, figuras y personajes, idolatrados por la cantidad de dinero que tienen, sin ver más allá, de lo que esa persona es o podría llegar a hacer. Si a las ganas de ayudar, le sumas dinero, obtienes cosas increíbles. Quizás hay que pensar, que la mayoría de los ricos, tienen tanto dinero a costa de los pobres, entonces, si los ayudan, ellos ya no ingresarán tanto dinero, parece lógico ¿o no?.

De todas maneras, teniendo las necesidades básicas cubiertas, como es una casa, alimento, ropa, agua, luz y si acaso un trabajo, ¿qué más necesita una persona?; todo lo demás es absurdo, todo sobra, es superfluo, es como si vistes a un árbol con ropa, no tiene sentido, somos seres biológicos, no necesitamos más. Quizás hayan perdido el norte hace mucho tiempo y no sean capaces de ver esto, viven como en otra dimensión, aún cuando son hombres como tú y como yo.

No lo entiendo, señor millonario, no quiero ir contra usted, al revés, me gustaría que cogiera las riendas y muchos les seguiremos a su lado, para transformar el mundo. Date cuenta del poder que tienes en tus manos, no lo tires, no lo malgastes tontamente, mira hacia abajo y verás un mundo que te necesita, mira lo importante que puedes llegar a ser en la historia de la humanidad. ¡Tienes una de las misiones más importantes que puede hacer un hombre o mujer en este mundo!, deberías sentirte afortunado/a de esto.

Por eso, no midas tu riqueza por el dinero que tienes, mídela por aquellas cosas que no se pueden cambiar por dinero. No tengas miedo al cambio, porque los ricos también tenéis miedo incluso al que dirán, si inicias una nueva forma de vivir. ¡Ánimo, sal de tu cárcel personal y transforma la sociedad, te estamos esperando, no te imaginas cuanto!... Si quieres, puedes ser la solución que lloramos todos...


domingo, 12 de junio de 2016

Los riesgos de la tecnología

Sin duda la tecnología avanza cada vez más rápidamente, tanto que, nos cuesta muchas veces seguirle la estela, hasta el punto, que si no atendemos a las innovaciones, nos quedamos tan obsoletos, como cualquier dispositivo electrónico y nos cuesta la misma vida, entenderlos y manejarlos.

Tener todos estos avances, es muy buena señal del progreso, de nuestra especie hacia un futuro mejor y más efectivo en cualquier situación de nuestra vida. Yo me maravillo de tantas mentes capaces de crear estos inventos, pues la mayoría de ellos, no sé exactamente como funcionan. Desde hace unas décadas, hemos experimentado una gran revolución tecnológica, sobre todo en el tema de la comunicación y la información, algo impensable antes; ahora, hablas en tiempo real, con cualquier persona del mundo, al momento, puedes transmitirle datos y muchísima información. 

Todo esto es genial, realmente es para sorprenderse, pero hay un problema, la tecnología va saliendo, pero no llega a estar adaptada a nosotros, aunque parezca absurdo. Ella sale al mercado, con años de estudios y pruebas continuadas, pero nunca podemos llegar a saber, el impacto que va a llegar a tener, esa tecnología en la sociedad y en su salud, en el momento en el que sale a luz; digamos que la tecnología va por delante del hombre, y es él, el que debe habituarse a ella y adaptarse, hacerle un hueco en su vida.

Hay muchos riesgos que se corren, cuando algo nuevo sale al mercado, y por lo que parece, no hay ningún organismo que pueda a llegar a regular este impacto, los efectos nocivos que pueden llegar a crearse, se ven años más tarde, cuando se hacen estudios sociológicos, sobre como está influyendo cierto adelanto en la vida del hombre.

Como he dicho antes, los beneficios son innumerables, pero también hay muchos riesgos y peligros que ya se están haciendo notar en nuestra sociedad. Voy a enumerar algunos de ellos avalados por estudios más que contrastados y conocidos.

Con el fenómeno de internet, la red de redes, una conexión global, que se usa no sólo en ordenadores sino en dispositivos móviles, y ha creado una nueva filosofía de vida, que es muy notable en los jóvenes de hoy en día. Sin duda, estos aparatos, nos apartan de la realidad con gran facilidad, perdemos la noción del tiempo y en algunos casos de la realidad. 

Hay también grandes peligros de acosos, abusos, estafas, y suplantación de identidad en redes sociales, que pueden provocar, sobre en todo, en los más jóvenes, severos casos de aislamiento, maltrato y suicidio. Una mente débil, aún no bien formada, puede ser destruida en poco tiempo, por la impresionante difusión de un vídeo o una foto, en un ambiente de instituto; desgraciadamente tenemos muchos casos registrados y esto es muy preocupante.

Estos dispositivos no incitan a leer libros, sino más bien a visualizar solamente, en concreto las redes sociales, con gran cantidad de vídeos, esto que no parece más que una evolución de la sociedad y pasa inadvertido, va más allá, pues está comprobado que el desarrollo del cerebro es mucho menor, puesto que todo es más inmediato, y la capacidad de ejercicio de este órgano decrece, porque no es estimulado. La escritura manual se está perdiendo cada vez más, y aunque esto también parece ya lógico e inevitable por la escritura digital, esta, tampoco desarrolla el cerebro de la misma manera, provoca una reducción de actividad importante, en la zona de la creatividad; claramente, no es nada bueno, es como tener cabezas más huecas, por donde entra una información, que prácticamente no estimula nada, empobreciendo la actividad cerebral, y afectando a todo el individuo.

Porque se ha demostrado también que el cerebro es muy plástico, podemos decir que es un organismo que se "mueve", se adapta y como un músculo puede atrofiarse prematuramente, generando individuos perezosos, desprovisto de toda genialidad, ilusión o imaginación; trasladándolos a una realidad diferente y dejando la puerta abiertas a ciertas enfermedades.

Alimentando esta inmediatez, generamos individuos que todo lo quieren en el momento, pulsar una pantalla, y ¡chan!, allí aparece la solución... mala cosa, aunque no lo parezca. Esto también, te puede hacer, no ser crítico con la información que corre diariamente por el mundo digital, pues no consultamos la fuente de donde viene, de hecho, a veces, la fuente se pierde en esta red de redes; esto ocasiona a veces problemas muy serios a ciertas personas u organismos.

Genera un mayor consumismo, buscando los mejores precios; en un momento te salen en la pantalla, cantidad de artículos para comprar en cualquier parte del mundo, con sólo apretar un botón virtual. Consumimos un poco de aquí, un poco de allá, y esto puede ser muy peligroso también, pues lo hacemos más a menudo y en gran cantidad.

La mayoría de las veces que entramos en internet, sea desde el ordenador, una tablet o un móvil, consultamos temas insulsos, ciertas curiosidades, temas que nos distraigan con una risa fácil, cotilleos, o pornografía, que nos hacen ser personas muy superficiales y nos pueden desconectar de la realidad, de lo que es la vida verdaderamente.

Los riesgos son tanto psicológicos como físicos, sin duda cada vez experimentamos más la fatiga ocular, pues el brillo de las pantallas, daña la retina, y hace que parpadeemos muchísimo menos, fíjate, ojeando un móvil, parpadeamos nueve veces por minuto, leyendo un libro lo hacemos veinte, imagínate. Las imágenes en 3D, han puesto al descubierto, muchas afecciones oculares que la gente no sabía que sufría, dicho en estudios de esta especialidad.

Daños cervicales por las posturas que tenemos que tomar, pues estos, no son ergonómicos para el ser humano, al igual que causa tendinitis del pulgar y la mano por la repetición de ciertos movimientos mientras "bicheamos" el dispositivo.
Puede provocar insomnio, porque la luz del móvil reduce la melatonina, que es la hormona que nos relaja para que podamos conciliar el sueño.

Por no hablar, de la adicción (nomofobía) que casi todos tenemos con nuestros celulares; como te lo dejes en casa, tienes que volver, porque realmente sientes que lo necesitas, que te falta algo importante; hay sitios en el mundo donde, esta adicción se ha vuelto una enfermedad, con campamentos de desintoxicación, ya que provoca un aislamiento completo del individuo, que olvidan hasta que tienen que alimentarse. Para decirte que ya existen carriles para peatones que vayan usando el móvil, por el número de accidentes registrados, es muy fuerte, ¿verdad?.

Nada más apetecible que llegar a casa, y coger el "cacharrito" a jugar un rato o ver tonterías por internet, y esto genera un gran sedentarismo, nada bueno para nuestro cuerpo y nuestro corazón. 

Al igual que lo perjudiciales que son las ondas que emanan estos equipos para las células de nuestro cuerpo, si la gente lo supiera de verdad, no los usarían ¡y nosotros nos los llevamos a la cabeza!. El wifi o el bluetooth, también son ondas muy, muy perjudiciales para salud, y recibimos una dosis muy fuerte todos los días; claro está, nunca llega a probarse del todo, quizás porque no interesa, o porque el efecto es a muy largo plazo.

Podría seguir enumerando riesgos, pero lo que está claro, es que estas tecnologías han sido lanzadas, aún sabiendo que tienen muchos efectos perjudiciales para la salud, es realmente un tema muy serio e importante. A un lado, tenemos un gran beneficio, pero por otro lado, nos está dañando, cambiando esta sociedad y estamos obligando a nuestro cuerpo a soportar una tecnología agresiva para él, tanto para la mente, como para el cuerpo.

¿Qué pasará entonces?, ¿cómo acabará todo esto?, ya que no lo sabemos, y los estudios no parece hacer efecto en la forma de comercializarlos, lo único que podemos hacer, es tomar todas las precauciones y utilizar estas tecnologías con lógica y razonamiento; para nosotros y nuestros jóvenes.

De todas formas, hay una cosa muy clara, no podemos permitir que la tecnología se anteponga a la vida y a la realidad en la que vivimos, en todos los sentidos. No podemos dejar que vaya por delante nuestra sin la revisión y la certificación, que sólo nos traerá beneficios; pero nosotros vamos como locos comprando, porque tenemos un ardiente deseo de tener el último "cacharrillo" que ha salido al mercado. 

Por eso antes de comprar algo te invito que te informes bien y razones si te es necesario y no es perjudicial; recuerda que mientras miras el móvil porque estás aburrido, seguro que hay gente que te necesita... piénsalo... da a cada cosa su importancia... dale a la vida su tiempo...

miércoles, 8 de junio de 2016

Arreglando el mundo

Lee con atención...

Un científico, vivía con preocupación todos los problemas del mundo. Estaba decidido a encontrar por todos los medios una solución, pasaba días en su laboratorio, en busca de respuestas.



Cierto día, su hijo de 7 años, invadió su lugar de trabajo, dispuesto a ayudarle a encontrar esa ansiada solución.

El científico, nervioso por la interrupción, le pidió al niño que fuese a jugar a otro lugar.

Viendo que era imposible sacarlo, el padre pensó en algo que pudiera distraer su atención, encontró una revista, donde había un mapa del mundo, ¡justo lo que precisaba!.

Con una tijera, recortó el mapa en varios pedazos y se los entregó al niño con un rollo de cinta, diciendo: Hijo, como te gustan tanto los rompecabezas, te voy a dar el mundo en pequeños pedazos, para que lo repares.

El científico pensaba, quizás se demoraría meses en resolverlo, o quizás nunca lo lograse, pero por lo menos, le dejaría tranquilo por un tiempo; pero no fue así.

Pasada algunas horas, escuchó la voz del niño, - papá, papá, ya hice todo, conseguí terminarlo -.

Al principio el padre no dio crédito a las palabras del niño. ¡No puede ser, es imposible que a su edad, haya conseguido recomponer un mapa que jamás había visto antes!.

Levantó la vista de sus anotaciones, con la certeza de que vería un trabajo digno de un niño, para su sorpresa, el mapa estaba completo. Todos los pedazos habían sido colocados en sus debidos lugares. ¿Cómo era posible?, ¿Cómo había sido capaz?.

- Hijo, tú no sabías cómo es el mundo, ¿cómo lograste armarlo?.

- Papá, yo no sabía cómo era el mundo, pero cuando sacaste el mapa de la revista para recortarlo, vi del otro lado la figura de un hombre. Así que le di la vuelta a los recortes y comencé a recomponer al hombre, que sí sabía cómo era.

Cuando conseguí arreglar al hombre, di vuelta la hoja y me di cuenta que había arreglado al mundo."

¡PARA ARREGLAR EL MUNDO EMPIEZA POR TI!

Sin duda un hermoso relato, que nos hace ver, lo que tantas veces digo y no me canso de repetir. Para arreglar este mundo, tenemos que empezar por arreglar, lo que hay de roto o de desordenado en nosotros; el día que lo hagamos cada uno individualmente, los problemas del mundo se habrán solucionado.

¿Estás dispuesto a esto?, ¿a ver con la mirada de un niño, y a dejar tu vida anterior, para empezar algo nuevo en ti?. Hasta que no cambies tu forma de hacer las cosas, hasta que no te acerques a un pobre y lo ayudes, hasta que no le salves la vida a un animal vagabundo, hasta que no cambies tus hábitos cotidianos, hasta que no luches de verdad por tantas injusticias que ocurren a tu alrededor, en tu barrio, hasta... no podrás entender, que es así, como se repara este puzzle; levántate de una vez, toma cartas en este asunto, libérate de todo lastre que has acumulado en tantos años, sacúdete el egoísmo, vuelve a sentirte libre, como un niño y aprende que el antiguo tú, debe transformarse. Cambia las piezas, dale la vuelta, cambia tu interior, tu forma de vida, pero esta vez de verdad; y abre tus ojos, verás que el mundo habrá cambiado...



domingo, 5 de junio de 2016

El problema es la elección

Sin duda esto es así, es muy interesante comparar la respuestas a los últimos post que publiqué, que comenzó con la Carta a mi amigo en el futuro, y dos respuestas alternativas que podrían ocurrir perfectamente, dependiendo de las elecciones que tomemos, en este presente que nos ha tocado vivir (si no las has leído, te invito a hacerlo). 

Son cartas que cuando las lees, no te dejan indiferente, te hacen pensar y reflexionar, y sin duda, si un descendiente mío, viniera del futuro y me dijera, que su mundo se ha convertido en un infierno por todo lo que hemos hecho, o lo que no hemos decidido hacer, seguramente ya no sería el mismo; no sé si cogería una depresión de la que no podría salir o dedicaría aún más, mi vida, para evitar que eso sucediera. Ojalá, recibiera la otra carta, la del futuro bueno, ojalá pudiera transportarme a una sociedad así, en donde pudiera desarrollar todo mi potencial, ayudar todos los días a mejorar este mundo y las vidas que hay en él. ¿Qué bonito verdad?, cómo nos gusta leer cosas buenas y dejar a un lado todo lo malo, lo que no nos gusta, la gente se escandaliza si muestras la verdad, parece que la verdad es igual a pesimista o tenebroso, la gente quiere un mundo feliz; pero la realidad está ahí ¿sabes?, te guste o no, por eso, hay que ser sincero, este futuro es mucho más complicado que pase, porque implica un esfuerzo personal de cada individuo para mejorar, y si hay que ser franco...

De todas maneras, volviendo a la realidad, creo que es bueno soñar, pero no vivir de sueños, porque eso es como cazar vientos con una red, no sirve de nada.

Por eso, podemos pensar todas las cosas que queramos, exprimirnos el cerebro y llenar el corazón de buenas intenciones, que si no actuamos, de nada sirve lo anterior; de buenas intenciones está lleno el infierno.

Es curioso, con lo racionales y decididos que somos, en nuestros pensamientos cotidianos, usando nada más que la propia lógica de la experiencia, sin embargo, a la hora de tomar ciertas decisiones, nos quedamos paralizados; nos sentamos delante de un cruce que nos ha aparecido en el camino de nuestra vida y si fuera por nosotros, nunca elegiríamos una dirección determinada.

Y es que, el ser humano tiene un problema muy grande, siempre tiene miedo a decidir y a poder equivocarse; prefiere no hacer, antes que hacerlo y no acertar, o experimentar lo no que no quería. ¿Crees qué la vida es así?, prefieres quedarte sin hacer algo, y perderte a cambio todo lo que había detrás de esa elección, con tal de no perder ¿qué?, ¿la vida acaso?, ¿el tiempo?, eso ya lo estás perdiendo y no depende de ti, además, pierdes mucho más quieto, pensando o esperando un cambio de dirección, que arriesgándote. Y tomar una elección, no significa elegir así, a dedo, rápidamente, pero lo que no puedes tampoco, es darle tantas vueltas, que al final, estás más indeciso que al principio, lo que te impide actuar.

Cuando estas decisiones, son para elegir el color de un coche o la talla de un jersey, bueno, no importa mucho si tardas más en elegir, pero cuando se trata de elecciones importantes como casarte, tener un hijo, cambiar de trabajo o cortar con un tipo de situación, los minutos se vuelven más preciados, y estas, podríamos decir, que entran dentro de lo cotidiano.

Hay por encima, elecciones más importantes y que pasan desapercibido para nosotros, porque estamos metidos en una rutina tan constante y rápida, que no nos deja tiempo para pensar bien lo que elegimos; la mayoría de las veces, hacemos lo que hacen los demás, copiamos el comportamiento, sin llegar a razonar, si es lo más conveniente. Todas ellas, están relacionadas también, con nuestros hábitos diarios, para rechazar el cambio, para darle la espalda a todo ser que te necesite, para rebelarse ante este sistema corrupto y cerrarse a la vida, jugando a ser egoístas. 

Porque una elección es más que una responsabilidad y eso es un problema, ya que nos hacemos llamar adultos, pero en verdad, no eres tan adulto como se supone ¿verdad?, porque, ¿qué es ser adulto?, ¿es ser entonces responsable, cumplir con todas las obligaciones, saber mucho, tener una relación amorosa, ser autosuficiente, quizás?. Puede ser, pero más allá de ser una responsabilidad, es asumir y comprender las consecuencias de tus elecciones, si no, nunca entenderás nada, no podrás avanzar y materializarlas.

Lo que te diferencia de los demás seres humanos, es la elección, te hace único, por eso, no creo que tanta gente elija en su vida realmente, más bien yo creo que se deja llevar por la corriente, con tal de no pelear, de asumir ciertas consecuencias; y entonces, siempre es lo mismo, ¿lo ves?, ¿por qué no se producen grandes cambios en la sociedad cada día?, parece todo como muy constante. Evitamos el problema, elegir; - eso que lo hagan otros, que para eso se les paga, - ¿no?; por eso nada cambia, por eso todo sigue igual, por eso te sigues quejando.

Date cuenta, de que el miedo es el que te hace dudar y no elegir, y cuando eliges, normalmente lo haces mal, porque lo haces mirando sólo por tu interés; siempre tomas el camino más fácil, todos tomamos el camino más cómodo, ese que hace que no miremos a nuestro alrededor, ya que a ti no te interesa ver la realidad de la vida, ¿verdad?, ¿hace falta que te la recuerde?. Vamos por ella, con la ignorancia por delante, no sabemos que pasará dentro de un momento y no parece que eso nos de miedo, aun cuando debería; sin embargo, tomar una simple elección distinta a la que toman los demás, te puede hacer sentirte raro, como que no estás haciendo bien y llegas a sentirte observado, empiezas a sentir miedo. Porque notas, que has elegido algo que se sale fuera de lo normal, ¿y qué pensarán de ti?, sin duda, esto que es lo que más te inquieta, debería ser lo que menos te tendría que preocupar.

Aprende a tomar decisiones en tu vida, elecciones que entiendas y lleven tu sello marcado, detrás de cada una de ellas. Hay una frase que dice "mejor lo malo conocido, que lo bueno por conocer", yo no estoy de acuerdo, es un pensamiento cobarde, que evade el cambio, que destruye la posibilidad de mejorar y simplemente conformarse con lo que se tiene; el miedo, siempre el miedo... ¿Hasta cuándo seguirá dominando al hombre?.

Tu vida esta llena de elecciones, ellas te llevarán a un sitio o a otro, debes entender está posibilidad de salvar o matar, de construir o destruir, de ayudar o pasar, la vida de mucha gente está en tus manos, tus elecciones construyen el día a día, ese que no te gusta, que preferirías mejorar.

De ti depende, elige que vas hacer ... seguir con la misma vida de siempre y olvidar todo lo dicho anteriormente, repitiendo el mismo error una y otra vez, hasta que te mueras, o por el contrario, rebelarte y luchar para cambiar tu vida... tú eliges... ¿volverás a acobardarte o harás lo que tenías que haber hecho hace ya tiempo?... ¿qué elegirás?. 


... Recuerda que eres, lo que es tu elección...