domingo, 29 de mayo de 2016

Respuesta del futuro

Hola, me he quedado impresionado al recibir tu carta, hoy es 18 de junio del año 2450 ó 2451, no lo sabemos exactamente, aquí está atardeciendo, perdona si mi escritura no es buena, pues hoy en día, ya no usamos la caligrafía como vosotros la conocéis, esa escritura desapareció hace mucho tiempo y usamos otros métodos que te serían complicados de entender. Es más, la carta me fue entregada en el más estricto secreto, porque está prohibido usar papel, y me llevó desde principios de año, descifrar bien el contenido de ella; también he tenido que aprender a usar esta caligrafía, como tener que hacerme con unos equipos muy antiguos, para que me ayudarán a descifrar el mensaje y por fin después de seis meses he podido hacerlo.

Conozco como vivíais hace 434 años, porque se conservan algunos datos de vosotros, te digo esto, amigo mío, ya que no tengo buenas noticias desde el futuro. Si decías que la situación era crítica en aquella época por el sufrimiento de tanta gente, cuatro siglos después, la vida no es que valga poco, es que en muchos sitios se comercia con ella, volviendo a la era de la esclavitud.

Durante un siglo más, continuasteis, con esos hábitos de vida, se siguieron logrando avances tecnológicos muy importantes y tu sociedad, cambió para encerrarse más en si mismo, sobre todo cuando empezaron a implantar esos dispositivos electrónicos en el cerebro, que revolucionó la forma de vivir la vida, con sólo pensarlo, podías encender la luz de casa o comunicarte con los demás, algunos decidieron desconectar de la realidad, enchufados a máquinas virtuales y viviendo una vida irreal, les llamaban zombis, porque es como si estuvieran muertos en vida, tanto es así, que no pudieron volver a vivir en el mundo real, aquello fracasó y se prohibió. La población aumentó y la decadencia creció, se redujo la cantidad de ricos, aumentando el número de pobres, de hecho hoy en día, no existe esa clase media de la que hablas, hay ricos, pobres y esclavos.

El sistema capitalista colapsó, pues el dinero no podía solucionar los problemas que se estaban generando, y no podían controlar a las masas, entonces evolucionó. Ya la moneda de cambio no era el dinero, sino que se pagaba con la propia vida, la gente loca por consumir, compraba todo lo que quería, dando a cambio años de su vida, sirviendo para las grandes empresas, y poco a poco se empezó a forjar una nueva esclavitud legalizada, que fue endureciéndose con el tiempo, con capacidad hasta de juzgar a las personas y sentenciar su tiempo de vida. Algunos pactaban consumir todo lo que querían hasta cierta edad, pagándolo luego en sus últimos años de vida, incluso donando sus órganos a las empresas para que comercializaran con ellos. 

No se puso remedio al cambio climático y subió mucho la temperatura, también el nivel del mar, pero no tanto como se esperaba y el alimento empezó a escasear, había menos tierra para los cultivos y el ganado, las reservas de agua dulce bajaron enormemente, se restringió su consumo y desde entonces nuestro cuerpo se adaptó a estar más deshidratados y nuestra morfología aún está cambiando, la esperanza de vida, cada vez más baja. Nuestro comportamiento fue castigado por la madre naturaleza y nos vimos forzados a vivir, bajo tierra.

Las guerras continuaban, pero ya no combatían seres humanos, eran droides un poco primitivos quienes iban a las guerras, pero si morían muchas personas. El terrorismo se incrementó demasiado, y aunque al principio hubo una unión entre países, creando una policía especial, se extendió tanto, que se tuvo que imponer la ley marcial, durante bastante años, al final comenzaron los problemas gordos y los países no se ponían de acuerdo, algunos se fragmentaron y otros se unieron, el mapa político mundial cambió y todo fue de mal en peor, hasta que llegó el Día Letal... 

... la humanidad no fue la misma nunca más...

No se sabe quién, soltó unos químicos que afectaron a la atmósfera, a la tierra y al agua, todo quedó como con menos color y el aire es difícil de respirar, muchas personas y seres vivos murieron.

El único continente que tiene algo de prosperidad es al que llamabais África, un continente que quedó desolado sin vida, pues hacía tiempo que la ayuda se cortó a estos países y casi todos murieron, los que quedaron fueron exterminados, porque los poderosos crearon allí una gran ciudad que resiste al clima y dicen que se vive incluso mejor que en tu tiempo, por lo visto buscan remedio para una cura, porque están enfermos, no sé. Nosotros, los pobres, que debe rondar el 95 % de la población mundial, no podemos entrar allí, es más, no sabemos ni dónde está en concreto esa ciudad.

No hicisteis las cosas bien, y ahora nosotros, vuestras generaciones futuras sufrimos las consecuencias, al menos, ahora sé que había personas que luchaban contra todas las aberraciones que cometisteis, puesto que esa parte era un poco como leyenda y dudábamos que estabais en contra de vuestro sistema, ojalá hubierais sido más así y menos egoístas. Pedir perdón, no sirve ya de mucho, pues hemos retrocedido en todos los aspectos, luchamos cada día para crear nuestra comida, pues ya no cultivamos, ni criamos ganado, entre otras cosas, porque hace tiempo que no vemos ni un solo animal.

Nuestro sistema de sociedad es muy básico y no tenemos la complejidad de la tuya, luchamos por sobrevivir, nada más, el tiempo de la alegría fue para vosotros, os lo quedasteis todo, estamos demasiados atareados en el alimento y en defendernos de ciertos grupos bárbaros, que arrasan con todo y practican el canibalismo.

Como ves compañero, cuando las cosas empiezan a hacerse mal, y no se corrige el rumbo, al final llega la cruda realidad, y lo pagan otros; esto es lo que decidisteis para nosotros, podíais haber hecho las cosas bien, era muy fácil, pero nos condenasteis.

Lo que más siento de todo esto, es que nunca leerás esta carta, porque la única tecnología avanzada que tenemos es la electricidad, y ni siquiera tenemos una red global como vosotros. No puedo retroceder en el tiempo, para dártela, pero me creí con la obligación, al menos, de contestarte, aquí quedará tu respuesta, junto a tu carta, testigos del paso del tiempo y la cruel historia de la humanidad. 


Por cierto, que sepamos, los coches nunca llegaron a volar. Hasta siempre amigo. 


miércoles, 25 de mayo de 2016

Carta a mi amigo en el futuro

Hola compañero, estamos a miércoles 25 de mayo de 2016, iniciando un nuevo día; te escribo esta carta para contarte la situación que vivo en mi presente, con la intención, de que cuando llegue a tus manos y puedas leerla, entiendas mejor como vivimos actualmente, que para ti, ya será el pasado y no estaré vivo.

Hace tiempo atrás, cuando era un niño, parecía que al llegar el año 2000, todo iba a cambiar bastante, la humanidad habría evolucionado tanto que muchos problemas desaparecerían de la faz del planeta, los coches volarían (era realmente una creencia y mucha gente lo afirmaba), vestiríamos de una manera muy futurista (todo así como plateado), el trato con los demás sería mucho mejor, un medio ambiente más saludable, la pobreza se reduciría considerablemente, tendríamos robots humanoides que nos ayudarían en nuestras tareas cotidianas y un sin fin de mejoras para nuestra sociedad, que habría dado un salto evolutivo por su nueva conducta de vida. Vamos, un poco, como en las películas de ciencia ficción, que seguimos viendo hoy en día en el cine.

Pero amigo mío, siento decirte que la realidad que vivimos actualmente, dista mucho de todo esto que antaño pensábamos; de hecho, creo que ahora el mundo se ha vuelto muy complejo y existen aún, más problemas todavía. Seguimos con dos mundos muy diferenciados, el primer mundo, donde hay abundancia de todo, las necesidades alimentarias, con comportamientos excesivos, están más que cubiertas, la sanidad está disponible, y la tecnología que llega al ciudadano avanza, no tan rápido como realmente se descubre, pero sigue su camino. Cualquier tipo de capricho te lo puedes dar, siempre y cuando tengas dinero; pero bueno, para eso los bancos te conceden créditos, y puedes realizar estos deseos, aunque luego tengas que trabajar duro para pagarlos. Prácticamente, se conservan de una manera u otra, muchas de las tradiciones que siglos atrás, nuestros antepasados realizaban, algunas buenas, otras muy malas y salvajes. La verdad, es que hay de todo y vivimos en la opulencia, aunque en realidad, esto es una falacia, porque, dentro de esta sociedad, también hay mucha pobreza, miseria y maltrato; por ejemplo, las mujeres siguen siendo discriminadas, tanto en su imagen, como en sus trabajos.
Hay gran cantidad de animales abandonados y el maltrato animal, está a la orden del día.
No podemos confiar en los políticos, porque la mayoría son unos corruptos, y muchos funcionarios de la administración están enchufados, usan los poderes públicos para sus intereses y perjudican, a veces, con saña a sus propios ciudadanos.

Hace años que la economía se fue al traste, por el mal uso de la banca y la bolsa de valores, que ha afectado de una manera global, y esto en vez de convertirse en un revulsivo para cambiar a mejor, ha sido todo lo contrario, aunque ha crecido el número de ricos, la población de clase media y la baja, han sufrido el choque de la crisis, llevándose muchas vidas por delante, ahora excepto los primeros, todos somos más pobres, porque la vida está más cara, y los impuestos han subido.

Han mermado la capacidad de protesta del pueblo, con nuevas leyes más restrictivas, donde amenazan la libertad de expresión del ciudadano corriente, denunciar cuesta ya demasiado dinero, y hemos optado por agachar la cabeza y obedecer como ovejitas que entran en el redil.

La educación en este país, empeora por años, llevamos más de nueve reformas educativas consecutivas, a cual peor y esto ya se está notando mucho en los jóvenes, que saben de antemano, que se encuentran un panorama laboral muy trágico, con contratos para esclavos y ganando un dinero que no da para acabar el mes; eso si lo encuentras, realmente una tragedia.

Seguimos dependiendo de los combustibles fósiles, y los coches, no vuelan, aunque ya hay tecnología para esto; las empresas petrolíferas y energéticas son demasiada fuertes, e impiden el uso de una energía limpia y libre de contaminantes, como fuente principal.

Hemos acelerado un cambio climático, y ningún científico es capaz de ponerse de acuerdo, de las consecuencias reales en el tiempo, de cómo y cuándo, llegaremos a tocar fondo. Los esfuerzos que hacen los gobiernos son nulos y es irrisorio los tratados que firman.

La mentira está a la orden del día, la información esta totalmente manipulada, y difícil creerse algo de lo que cuentan gobiernos, instituciones, partidos, organizaciones, o medios de comunicación, sea el que sea.

La emisión de numerosos programas en televisión, han montado un mundo falso en las cabezas de las personas, todo superficial, distrayendo y tapando las verdades más importantes, movidos por el consumismo y el morbo.

Desaparecen las especies animales, arrasamos con bosques y parajes naturales para nuevos cultivos, derrochamos y envenenamos el agua.

Se tiene un desprecio total a la vida, no respetamos nada y nos creemos dueño de todo lo que hay en este planeta, nos gastamos millones de euros, en defensa militar, nos preocupamos más de defendernos, que por unirnos y hacer las paces; millones también, para poder llegar a Marte, pero no se da ni un céntimo para la curación de ciertas enfermedades o alimentar a tantos necesitados.

La mayoría de las personas, se sienten pérdidas, sin sentido y sin rumbo, no se mueven para cambiar el mundo, se encuentran confundidos para empezar, muchos de ellos simplemente son tremendos egoístas, muy cómodos en sus vidas, o gente que mira hacía arriba, esperando que caiga un héroe del cielo que haga no sé qué... Las religiones siguen haciendo un daño enorme entrometiéndose en la vida de las personas y en las culturas, maltratando a homosexuales, divorciados, viudas, huérfanos, separados, razas y etnias, entre otros grupos diversos de la sociedad; en muchos casos, "obligando" como en el medievo, al ser humano, a adorar a un muñeco de madera, mientras los pobres se mueren de hambre enfrente de sus lugares de culto, siendo unos hipócritas.

El otro, el tercer mundo, sufre todo lo que el primer mundo le roba; la situación de millones de personas, es la pobreza absoluta, y no tienen nada, no tienen nada. Tan sólo la ayuda de algunas ONG's, y algunos misioneros que se parten la boca por aliviar el tormento diario de vivir en estos territorios. Muchas guerras abiertas y el terrorismo siguen haciendo estragos, matando verdaderas montañas de personas al año; el interés por el oro, los diamantes, las armas, las drogas, lo necrosa todo. Por norma general, hay hambre, sed, enfermedades sin tratamiento, refugiados de guerra, destrucción y una incultura total.

Teniendo el poder, nos atamos de manos y no hacemos nada, cada vida es única, con un ADN que nunca se repetirá, y mientras no nos afecta personalmente, dejamos que miles de vida dejen brillar cada día; a la mayoría no se les pasa ni por la cabeza, ¡increíble!.

La situación es crítica, si pudieramos resumir en un grito todo el sufrimiento de los seres vivos, que se padece en este instante, ahora, sería tan terrible, que todo el que lo escuchara, caería muerto en el momento.

El consumo capitalista y el miedo a la muerte, producen un efecto en el ser humano tal, que estamos arrasando el planeta, no se cuanto tiempo más podremos aguantar así.

No quiero darte una sensación de que todo es malo, que no hay solución posible o que no existe la alegría, las risas, la diversión o el amor; pues esto es lo que nos permite llevar esta vida hacia adelante, pero nos falta mucha empatía para ponernos en la piel, de lo mal que lo están pasando muchísimos seres vivos o de lo que le estamos haciendo al planeta, no podemos vivir con una venda en los ojos y no luchar por el cambio, porque has tenido más suerte en esta vida, que millones de personas.

Afortunadamente, hay pequeños avances, y la mentalidad de las personas está cambiado poco a poco (en mi opinión demasiado lento), hay mucha gente buena que ayuda, que comparte y arriesga su vida para hacer de este mundo, algo que debería haber sido distinto, hace mucho tiempo. Nuestro mejor arma, la información e internet, que nos mantiene unidos a través del todo el planeta. Y en estos sentimientos de compasión, de caridad, de empatía, ilusión, de mejora, de cambio, me apoyo cada día amigo mío y ojalá pudieras decirme con palabras, que es verdad, que al final lo conseguimos; que todo este sufrimiento ha valido la pena, que tú y tu sociedad, no os parecéis en nada a lo yo te describo, que hayáis podido pasar página, para que así, no tenga que lamentarme, y que puedas ahora mismo, no estar sufriendo por nuestro descontrol y egoísmo; si no es así, te pido perdón, no puedo hacer más por ti, lo siento profundamente, me siento impotente cada día que pasa, pero si intento moverme me pisotean, es prácticamente imposible.

Te deseo toda la suerte del mundo y ojalá te haya tocado vivir en un futuro digno, donde todas esas cosas que pensaba de niño, se hayan hecho realidad.


(Guardar y NO abrir esta carta hasta el año 2450)

domingo, 22 de mayo de 2016

¿Malos hábitos o buena vida?

Realmente es algo que no tiene mucha explicación, los seres humanos acumulamos una serie de malos hábitos en nuestra vida, con bastante facilidad, se pegan, o nos pegamos rápidamente como si fuéramos un imán al frigorífico. El hecho, es que muchas veces confundimos, malos hábitos con buena vida; antiguamente, se carecía de información frente a ellos, y aunque obviamente se intuía que no podían ser buenos, parecía que esa media ignorancia y falta de información, podría justificar su uso o consumo. 

Hoy en día, en pleno siglo veintiuno, si algo tenemos, es información, cada vez más y afortunadamente no deja de crecer. Y sin embargo, me llama poderosamente la atención, que seguimos practicando estos malos hábitos tan variados, que tantas veces nos parecen positivos, y que es como si no tuviera que ver, con lo que sepamos, es más bien con el control de un impulso irracional, la inevitable manera de refugiarnos en nuestros miedos, frustraciones, soledades, transgredir las normas o simplemente por aburrimiento.

¿Cuántos estudios se han hecho ya del tabaco? a pesar que, las tabacaleras no desvelan las composiciones de sus paquetes de tabaco y que a parte, estas varían incluso de un cigarro a otro, está más que demostrado, que tiene más de 4000 sustancias químicas, de las cuales más de 50 son cancerígenas, como el benceno, el fenol, la piridina, alquitrán, arsénico, tolueno, ácido cianhídrico, metanol, etc (veneno en estado puro); y sin embargo, la gente sigue fumando, ¿cómo puedes practicar este hábito tan dañino para tu cuerpo?, no lo entiendo. Sabemos que afecta a todo el cuerpo, que aumenta la probabilidad de cáncer de pulmón, de esófago, laringe, boca, de colon, de hígado, de estómago, de páncreas, cáncer de vejiga, que afecta al corazón, provoca arritmias, taquicardias, infarto, muerte súbita, disminución del flujo sanguíneo cerebral, hipertensión, afecta a los espermatozoides, a la piel, y un largo etcétera. ¿Y sabiendo esto fumas?, si dijéramos que te da un placer fuera de serie... todavía... ¿y además, se lo haces tragar a los demás?... es que no se que decir... ¿y hay mujeres que fuman embarazadas? con lo malo que es eso para el feto, ¡madre mía!, ¿pero qué clase de madre vas a ser desgraciada, qué desde antes que nazca, estas poniendo en peligro su calidad de vida, mujer miserable?, eso es amor al niño que llevas dentro, ¿no?... no me cabe en cabeza. Luego cuando crezca tu hijo, le dirás - hijo no fumes, no hagas como  yo, que es malo - alucinante, un vicio que cuesta engancharse, porque los primeros cigarros te asfixias al aspirar el humo, y es muy desagradable... ¿qué sentido tiene esto?.

Otra droga legalizada son las bebidas alcohólicas, ¿quién realmente prueba por primera vez una copa de joven y le gusta lo que está bebiendo?, otra estupidez, aunque aquí quizás, no sea tanto por el sabor y más por los efectos que produce, a mi juicio, no es más que un burdo intento, por modificar la realidad, de alcanzar una supuesta "felicidad". Lo que me llama la atención, es que la gente presume de haber salido un día y haber bebido tanto que no podía estarse de pie... ¿pero de eso vas a presumir, anormal?, ¿de beber alcohol y no poder ni andar?, es como si fueras más adulto, más machote, más mujer. El alcohol afecta también seriamente a la salud, al cerebro y al sistema nervioso, al corazón y al aparato circulatorio, al digestivo y por supuesto al hígado, que es el mayor perjudicado, sus células se hinchan, les obligas a fermentar el alcohol ingerido provocando isquemia y generando un hígado graso, que con el tiempo puede degenerar en hepatitis y cirrosis hepática (cáncer), entre otras... todo por sentirte mareado, con un puntillo así como gracioso, deshinibido y en el peor de los casos, coma etílico. Si estás embarazada, pues imagínate que barbaridad estás haciendo con tu hijo... ¿dónde esta lo bueno?, ¿dónde la recompensa de maltratar tu cuerpo cada fin de semana?; ¡con lo racional que tú eres!, a ti no te gana nadie a persona sensata, eres muy lista, ¿verdad?.

La Seguridad Social se gasta un dineral en atender estas enfermedades, ¿eso es justo?; pienso que no deberían ser tratadas de una manera pública, porque es algo que has hecho tú porque te ha dado la gana, te has reventado la salud, ¿y ahora quieres que te paguemos los tratamientos?, aunque, ¿es justo que el gobierno las permita y saque tajada de estas drogas legalizadas?, así no se puede. Aquí el primero, que está fallando y es un miserable es el gobierno, que no prohíbe estas sustancias, porque no le interesa, ¡demencial señores diputados, señor presidente!.

Estos son, uno de los dos malos hábitos más usuales, pero hay muchos más que van desde algo tan normal como tomar café, hasta llegar a las drogas duras, la marihuana, la cocaína, el éxtasis, anfetaminas, etc. Imagínate lo que produce esto en el cuerpo, hay que estar loco para tomarlas y el problema es que, por lo que se ve, vivimos en un manicomio. ¿Tan dura se te hace la vida, que tienes que escapar de la realidad, arriesgando tu vida cada fin de semana?; no escapes, entra en ella, y transfórmala, saca a relucir tus aptitudes, tu talento y haz de tu vida algo que merezca la pena.

Si el camarero de la barra del bar que frecuentas, te pone un vaso todos los días con un veneno para ir matándote lentamente, y tú lo sabes ¿lo beberías?, entonces, ¿por qué fumas, por qué bebes, por qué te drogas?.

No todos los malos hábitos, son consumir drogas legales o no, otros tienen que ver con la mala alimentación, ingiriendo una dieta rica en grasas saturadas, azúcares, harinas refinadas, picantes, etc, por las que nos volvemos locos, realmente el comer estos "alimentos" pueden llegar a producir más dependencia que una droga; ¿pero no ves que te vas a matar tío, con toda esa mierda?, eres lo que comes, de hecho como ya he dicho, más de una vez, aléjate de las carnes y acércate cada vez más a verduras, frutas y legumbres. Tu cuerpo te lo agradecerá, vivirás más años y mejor.

Otros hábitos tienen que ver con no realizar ejercicios y deportes acordes con tus posibilidades y edad, esto es muy importante, pero esas malditas chaise longue y la televisión enfrente, nos está recortando nuestro tiempo de vida. No respetar las horas de sueño, dietas milagro, no usar protector solar en verano, carecer de vida social pegado a un ordenador o compañía no apropiada, etc. Son hábitos muy variados, unos peores que otros , pero se van acumulando y va desgastando y dejando al límite, tu cuerpo cada día.

De todos, el peor hábito que existe y es invisible, es el no parar un momento, el estrés, este es un asesino implacable que se lleva la vida de miles de personas por delante. Tú estás viviendo la vida de un lado para otro, sin parar, esto, aquello, el trabajo, los niños, el perro, la familia, el dinero, y se forma una bola, que se materializa en estrés; como eres joven, y estás acostumbrado, no va contigo ¿verdad?, pues sin darte señales de vida, te quita la tuya, por eso "cuidadito", aprende a llevar una vida pausada, o acabarás en la caja de pino antes de lo que crees.

Si es cierto, que hay estudios que dicen,cuanto más desarrollado es un país, con un alto nivel de educación, muchos de estos malos hábitos van desapareciendo y la vida de esta población tiende a ser más madura y sana. Esto es cierto, yo lo he podido comprobar, cuanto más he subido hacia el norte de Europa, todo los hábitos han variado a mejor; si es cierto, que las normas son más restrictivas y se hacen cumplir. Porque, por ejemplo, cuando jóvenes alemanes viajan a Mallorca, rápidamente adoptan todos estos malos hábitos, y además en exceso, ¿no debería, no?.

Por tanto, los gobiernos, las leyes y el cumplimiento de las normas, también ayudan a crear una vida más sana. ¡Imagínate en el país en el que vivimos!.

Hemos pasado en pocas décadas, a tener de todo, y esto se nos está atragantando, viviendo de una manera desordenada; pero es verdad, que ahora sabemos como debemos vivir, para mantener un equilibrio mente-cuerpo y esto sirve para todas las cosas. Tenemos que enseñar a nuestros jóvenes, a practicar hábitos saludables, esos que nosotros no hemos tenido; que un joven con trece años comience a beber alcohol, a fumar o a trasnochar, es un fracaso de nuestras generaciones; no podemos permitir que esto siga ocurriendo, porque no traerá nada bueno. Pero para esto es necesario, que dejemos atrás este actuar, para que con nuestro ejemplo, ellos puedan entender las alternativas de la vida y no lleven una vida mediocre y esclava como la que llevamos nosotros.

Es necesario un cambio, dejar todas estas prácticas absurdas y tan perjudiciales que nos impiden centrarnos en lo importante, déjate de tonterías, la vida es muy seria y hay mucho trabajo por hacer, invierte el dinero y el tiempo de estos vicios, en vida para los demás, para el que te necesita. Date cuenta, que eso no te hará más feliz y solo sufrirás tú y los tuyos, solo traerá más sufrimiento a este mundo, que está pidiendo una solución a gritos.

Tomemos los buenos hábitos del pasado, unámoslos con la información del presente y construyamos un futuro distinto, una raza que sepa reeducar su vida, su pensamiento, su felicidad y podamos dejar esos malos hábitos y lleguemos a esa buena vida, lejos, de lo que esa mentira ahora significa.






miércoles, 18 de mayo de 2016

El negocio de enfermar

Todos cuando nos sentimos enfermos, no dudamos en ir al médico para saber lo que nos pasa y poner remedio a ese malestar, incluso muchas veces, nosotros mismos nos automedicamos, con algún medicamento de los muchos que tenemos en casa, bien por experiencia o porque crees simplemente que es el que necesitas.

Y la verdad, este es un tema muy serio e interesante, ya que detrás del gesto, como ir al médico, adquirir una receta, comprar el medicamento en la farmacia, y la toma del tratamiento. Hay detrás una mafia monopolizadora, como son las empresas farmacéuticas, que atacando a todos los niveles de este proceso, desde que nos sentimos mal, hasta la toma de un medicamento, nos está convirtiendo en personas totalmente dependientes de ellas y está creando una sociedad ya de por si enferma, en un negocio muy rentable.

Tanto es así, que las farmacéuticas, son las industrias más rentable del planeta con diferencia, por encima incluso de los bancos, que ya es decir.

Este negocio se ha convertido de una manera reconocida, como uno de más inhumanos, deficientes, no éticos y moralmente crueles. Y esto es así, si tienes dinero, podrás curarte, si vives en el primer mundo, tendrás posibilidades de saber que te pasa y quizás llegar a curarte, pero si has tenido la desgracia de haber nacido en un país pobre, lo siento amigo, ¿estás enfermo?, pues te llegó la hora, total, que más da, uno menos, ¿a quién le importa lo que te pasa?.

Esto es algo horrible, donde la vida vale menos que la basura, ¿cómo se consiente esto, por qué campan a sus anchas estas empresas, reservándose el derecho de curar o no?, ¿cómo puede ser?. Y es que, la historia es la siguiente, por norma general son sólo las universidades las que investigan sobre el tratamiento y mejoras de las enfermedades, todo siempre apoyado por subvenciones casi en su totalidad públicas, vamos, que las pagamos todos nosotros. Es lo que se llaman investigaciones base, y a partir de ahí, las empresas farmacéuticas toman estos descubrimientos para elaborar medicamentos, y entonces, ya en sus manos, un bien público se monopoliza, y se decide si se desarrolla un medicamento para cierta cura.

El problema es el I+D (investigación y desarrollo) de estos tratamientos, que están pensados en el dinero que se puede ganar cuando la medicina llegue al mercado, y no en la necesidad real de salvar vidas. Cuidado, esto es muy serio, ya que ellos deciden quién se salva y quién no; es una aberración, los gobiernos no tendrían que permitir esta selectividad.

Uno de los últimos casos que escandalizaron a la opinión pública, fue las declaraciones de la empresa Bayer, en las que comentaron, que decidieron en la India, no producir ciertos medicamentos para la cura o tratamiento del cáncer, SIDA, y otras enfermedades más; pues el número de personas que pueden costearse estos tratamientos, no era suficiente como para ganar un beneficio grande. Estamos hablando de que en la India, viven cerca de mil trescientos millones de personas, a las que se les niega los medicamentos, y se les deja morir como a ratas.

¿Te das cuenta de lo que te estoy contando?, ¿entiendes los millones de asesinatos que están cometiendo al día?.

Otro caso muy reciente, es el del tratamiento para los enfermos de hepatitis C, el medicamento Solvadi, que es muy efectivo contra esta enfermedad grave, que acaba con una cirrosis hepática y que padece el 1% de la población mundial (2,7 millones de personas infectadas de forma crónica); en España, el tratamiento de varias semanas, ¡cuesta aproximadamente 61.000 euros!, entonces, ¿quién puede tratarse y curarse?, sólo la gente rica, porque un español de clase media no tiene ese dinero, ni en sueños y por supuesto la Seguridad Social, no puede hacerse cargo de cerca de medio millón de personas infectadas que hay en España (podría si la Seguridad Social no estuviera mangoneada por los políticos, claro).

¿Y por qué estos medicamentos tienen un precio tan elevado?, pues porque, todo tratamiento que se considera de enfermedad rara o estadísticamente con un número bajo  de pacientes diagnosticados, sufren este maltrato. ¿Cómo se le saca una gran rentabilidad a este tipo de medicamentos?, al ser pocos los que lo van a consumir (comparándolo con una aspirina), se sube el precio, y créeme lo pagarás o te morirás.

Existen lo que se llaman las enfermedades endémicas, osea, que sólo se dan en ciertas regiones y afecta a un número "pequeño de personas" como, el dengue, la lepra, chagas, cólera, la malaria, la turbeculosis o por ejemplo, el ébola; que ha sido un virus que nos tuvo en vilo durante un tiempo, porque traspasó las fronteras del tercer mundo, ¿verdad?, con lo peligroso que es. Pero claro, la situación se contuvo, todo se relajó, pero en África siguen muriendo por este monstruoso virus, ¿tú escuchas algo en las noticias, cómo está la situación?, pues imagínate lo que hacen las farmacéuticas por darle solución; piénsalo miles de niños, adultos y ancianos muriendo, desangrándose por todos los poros de su piel, con una fiebre altísima, sin que ni siquiera tengan asistencia médica... mueren tirados en las "calles" ... ponte en su lugar, ¿y si fueras tú?, ¿o tú hijo?... piénsalo.

El tema del precio tan elevado también tiene que ver con las patentes, estas empresas patentan moléculas y medicinas, para que supuestamente no se pierda el dinero invertido en su creación. Patentes es igual a muchísimo dinero, teniendo el poder de decisión, de dejar de fabricar una medicina, sin que nadie más pueda hacerlo. Dificulta también las investigaciones universitarias, porque les pueden negar la utilización de estos principios químicos o pedirle una suma fuerte de dinero.

Las empresas farmacéuticas buscan investigar y patentar, luego esconder y no curar; la medicina no puede ser tratada como un producto más dentro del mercado, no puede estar dirigido por el sector financiero, ¡por eso pasa, lo que está pasando!, con el consentimiento de los gobiernos y la Organización Mundial de la Salud, ¡esto es muy fuerte!. 

El tema de las patentes, quizás, hace mucho tiempo, si tenía sentido, porque la tecnología era muy limitada y la información escasa. Todo ese esfuerzo había que premiarlo con las patentes, pero ahora, el panorama es todo lo contrario, y lo único que hace es perjudicar el avance científico y la curación de las personas; por eso, el sistema de patentes debería evolucionar a un conocimiento compartido. De manera, que sea un bien público, desvinculando el precio de la investigación, del precio del medicamento, para eso, es necesario crear un fondo global de investigación, sin patentes, financiado por la seguridad social de los respectivos gobiernos, que trate este tema, como un tema de salud pública y no financiero.

Por eso son las instituciones las que deben tomar cartas en el asunto, para que un puñado de empresas no jueguen por dinero, con la vida de millones de ciudadanos. Aquí tienen que actuar y someter a estas empresas, que son capaces de amenazar a un país, con no proveerle de tratamientos, inflando los precios de venta, ¡alucinante!.

También es muy importante destacar, que las farmacéuticas no buscan la cura, buscan el tratamiento, por eso el 80% de los medicamentos solo sirve para tratar y a veces únicamente los síntomas, como por ejemplo, la pastilla para el azúcar, la del colesterol, la acidez, etc, que tomarás toda tu vida y les reportará jugosos beneficios, pero no te curará. Por eso, no les interesa que se sigan investigando por ejemplo, nuevos antibióticos, que realmente curan de raíz muchas enfermedades.

Otro tema, es que muchos de estos medicamentos, tienen gran cantidad de efectos secundarios, y perjudican seriamente la salud, y ellas lo saben, pero el médico que te lo receta también, pero no pasa nada. Hay tratamientos muy discutidos, pues se ha comprobado que una gran cantidad de enfermos de SIDA mueren por la medicación y no por la enfermedad en cuestión, ya que la quimioterapia a largo plazo, es un veneno terrible (no es lo mismo para el tratamiento para el cáncer, pues las dosis y los tiempos son pequeños), de hecho aún se cuestiona, la existencia del virus del SIDA, porque ni siquiera se ha podido encontrar... pero eso es otro tema, muy interesante también.

Los tentáculos de estas empresas llegan también a tu médico de cabecera, con los visitadores médicos, que le ofrecen regalos, sobornos y sustanciosos premios si cumplen, un número de recetas al año de sus medicamentos. Esto es real, y además, según la Ley del medicamento está prohibido y penado; pero también pasa... muchos nos sobremedican para su interés y nos recetan algunos medicamentos que saben que son muy perjudiciales para la salud, sobre todo a largo plazo. ¡Qué más da si te puede matar!, así va el negocio.

Estas empresas hace tiempo que no introducen apenas medicamentos nuevos, les cambian cualquier esencia o químico, le ponen otro nombre y lo patentan otra vez, y de esto viven, recaudando dinero.

Lo que está claro, es que la gente no quiere regatear con la salud y eso está ayudando a este imperio a seguir con su plan de selectividad. Debemos entender que a veces (dicho por muchos médicos), no habría que hablar de enfermedades, más bien de personas enfermas, con una sintomatología tal, que obedecen más a síndromes, que no necesitan un tratamiento específico, sino más bien, un cambio de conductas, hábitos distintos y más saludables.

Esto no quita que no haya que ir al médico cuando uno esté enfermo, pero cuidado con la sobremedicación, y preferir los genéricos que están libres de patentes.

Es muy fuerte y mucha gente no tienen ni idea de todo esto, sin hablar de las muchas conspiraciones, creaciones de virus y pruebas con humanos; por eso, hay que decir bien alto, los crímenes que están cometiendo estas empresas; están matando millones de vidas, con el consentimiento de las instituciones y gobiernos, ¡esto es un genocidio en toda regla!, ¿hay algo más mezquino que matar millones de niños por dinero?, si no hacemos algo... pronto puede que te toque a ti... o a tu hijo/a...



domingo, 15 de mayo de 2016

La política, el arte de engañar

Hoy me voy a meter en un fangal y a ver que tal responde la gente, me voy a mojar en un tema tan controvertido y de actualidad, como el mundo de la política, a ver si salgo vivo. Seguro que cuando lean esto en otros países, también se sentirán identificados, o por fortuna no, ya me contaréis.

Ahora que nuestros políticos en España, después de haberse gastado, no sé cuantos millones de euros en publicidad electoral (algo muy necesario en tiempos de crisis, porque no los conocíamos ya...), no han sido capaces de ponerse de acuerdo para sacar un gobierno adelante, me gustaría hablar un poco de este gran y refinado arte de mentir, como es la política.

Yo sinceramente, después de haber sufrido partidos de izquierdas y derechas en el poder, me considero totalmente apolítico, ya que precisamente la política, no es más que la rama social que se ocupa de tratar, mejorar y resolver los problemas que se plantean en la convivencia de la ciudadanía, tanto fuera, como con otros países; nunca he visto cumplido algo así, al menos en este país, de manera limpia y efectiva, por tanto, no creo en ella.

Teniendo en cuenta, que los partidos políticos aparte de ser pagados con nuestros impuestos, están subvencionados por empresas, entes privados y por supuesto por los bancos, que a fin de cuentas, son los que manejan a estos "politiquillos" de tres al cuarto. No puedo más que sentir un profundo asco por todo este mundo, que está totalmente corrupto.

Cansado de ver cada día en el telediario, como se tiran los trastos del pasado y presente a la cara, achacándose robos y corrupciones unos a otros, a ver quien lo supera, ¡qué vergüenza, qué asco de personas!. Pero chico, precisamente esa es su profesión, mentir, robar y criticar, buenas caras delante de la prensa, buenas palabras y mucha hipocresía; ¿y estos delincuentes están gobernando mi país?.

En otros países más civilizados, por una simple multa de tráfico, ha habido políticos que han dimitido, para no enturbiar la buena imagen de su partido. Igualito que aquí, un político puede escaparse de la policía con su coche y no le pasa nada, ni por supuesto dimite, eso está en la idiosincrasia del español, ¿no?; da igual que te hagan unos trajes a medidas de regalo por favores, que robes millones con ERES falsos, que cobren en negro mediante sobres o tarjetas, que engañes con fundaciones aunque seas familia del Rey, que se construyan aeropuertos, carreteras, o velódromos para inflar los presupuestos y quedarse con una tajada, corrupción urbanística municipal por doquier, enchufismo en las administraciones, fraude en subvenciones públicas, engaño a hacienda en Andorra, Suiza o Panamá, ¿sigo?, porque puedo seguir, la lista es larga ... aquí no les ocurre nada a toda esta panda de sinvergüenza, muchos de ellos aforados o perdonados por las amnistías fiscales que estos señores mismos se preparan. Además sean de un partido o de otros, todos han caído, siguen cayendo y otros nuevos también empiezan a hacerlo, no se salva prácticamente nadie.

Lo que más me asombra de todo esto no es la cantidad de pelotas y babosos que están detrás de estos políticos, pues viven de ellos, como parásitos. Lo que me descoloca, es que sabiendo todo esto cada "españolito", siguen afiliados a estos mismos partidos y los defienden a muerte, todos como tontitos moviendo banderitas en los mítines y regalándoles sonrisas por la calle. ¿Pero esto qué es?, no me entra en la cabeza, votar a un partido que tiene tantos casos de corrupción en el pasado y muchos abiertos en el presente, ¿señores somos anormales, o qué?. 

¡A todos estos partidos ya no se pueden volver a votar!, ¿qué quieres, qué sigan robando tu dinero?, ¿confiarías la vida de tu hijo a un asesino reincidente?. Para mí, en concreto, mojándome, yo no votaría nunca más ni al Partido Popular, ni al PSOE, ni a Izquierda Unida, ni a otros partidos menores como Ciu, Esquerra Republicana, UPyD, etc.

Yo me alegro mucho que salgan nuevos partidos que puedan renovar en parte toda esta mierda que está montada en España, en este caso tenemos a Ciudadanos, Podemos y en última instancia Pacma, que la verdad no me acaban de convencer; unos menos que otros.

Ciudadanos parece un partido así como muy centrado en muchas de sus propuestas, Albert Rivera parece muy lógico cuando habla, pero no lo veo claro, ¿es cierto que tira mucho para la derecha?, no sé, el hecho que sea tan veleta, buscando acuerdos con partidos que son unos corruptos... no me hace ni pizca de gracia, como también, que desconozco la mayoría de sus integrantes, no se si serán honrados o no, de hecho parece que se están sumando miembros rebotados de otros partidos; no sé, no sé, no me llega a covencer este cocktail.

Podemos, a mí personalmente no me gusta nada, tanto por las cosas que dicen, como por las que no condenan; sus relaciones más que comprobadas con el gobierno represor de Venezuela, donde se están matando por un rollo de papel higiénico en sus "supermercados", no me hace nada de gracia. Pablo Iglesias no me inspira nada de confianza, le veo una gran prepotencia y lo identifico más con un tirano, que con un líder, a pesar de tener ciertas ideas transgresoras y de gran calado social, veo mucha mentira, hay una gran parte oscura que esconde y me da muchísimo miedo que llegara a gobernar.

Respecto a Pacma, me encantaría que tuviera de una vez representación en el gobierno para ver si es verdad, que luchan para cambiar el abuso y maltrato que sufren los animales en este país, pero, leyendo su programa electoral, respecto a los demás temas, me da la sensación que tiraría, por una política de izquierda bastante radical parecida a la de Podemos. Por eso, me gustaría que tuviera una pequeña representación, nada más, para ver como respira.

Bueno, entonces ¿quién más queda?, mal asunto, porque no encuentro lo que busco, y así, hay millones de españoles.

¿Y qué buscamos muchos de nosotros?, yo te lo voy a responder. 

Buscamos un partido político que no contenga miembros con antecedentes, ni viejas glorias de otros partidos, para que no puedan contaminarlo, un partido variado, independiente, que pueda estar bien representado en edad y sexos. Que se preocupe de verdad por la situación tan crítica que está pasando este país, de una crisis que sólo ha afectado a los pobres y a la clase media. Que no esté manipulado por empresas o instituciones y que se aleje de los radicalismos, que solo llevan a disputas.

No queremos estar mirando cada dos por tres al pasado, La Guerra Civil, la tiranía de Franco, Las Repúblicas, y todos esos odios, disputas, asesinatos y barbaridades que afortunadamente, pasaron hace ya varias generaciones; la historia nunca hay que olvidarla, pero ya es hora de pasar página sobre estos acontecimientos. La realidad es una muy distinta, los jóvenes piden que su futuro no sea incierto, que no tengan que irse de su país para trabajar, hartos de tanto odio absurdo, hay que mirar hacia adelante y dejar todo esto a un lado, para construir un futuro nuevo para ellos. Un partido que no sea de izquierda, ni de derechas, sino que se centre simplemente, en el desarrollo del país, en la creación de trabajo de calidad, en modernizar la educación como en los países del norte de Europa, en luchar por la igualdad, contra la corrupción (cualquier tipo de conducta impropia en un político deberá obligarle a dejar el cargo en el momento); que no intente meternos ideas preconcebidas, ni religiosas, ni comunistas, ni fascistas, ni de otra índole. Preocuparse por una política social verdadera, cambiando normas arcaicas, como la ley electoral, entre otras; que rompa de una vez con la burbuja inmobiliaria y avancemos hacia otras competencias más altas, que se oponga a las guerras y no venda armas, que decida meter mano de una vez a la seguridad social, y acabar con tanto descontrol y despilfarro, que cambie la situación del trabajador autónomo. Unos políticos que se bajen su sueldo y lo equiparen a algo mucho más decente, que elimine las Diputaciones y el Senado. Que vigile el medio ambiente y endurezca las penas contra todo tipo de maltrato. Con una política social que cuide del enfermo y del vagabundo, del que no tiene nada.
Que proponga al pueblo si de verdad quiere que siga existiendo una monarquía, que en estos tiempos ya no tiene mucho sentido.
Que deje trabajar a la justicia sin meter la mano, que sepa parar la ambición de las compañías eléctricas y sepa tratar de verdad con los bancos, esquivando sus dardos envenenados, entre otros...

¿Encontraremos entonces un partido como este, al servicio y a los pies del ciudadano?.

Esto es lo queremos, nada de discusiones, de demagogia, e hipocresía; crear un país nuevo que marcha hacia adelante, todo lo contrario de lo que tenemos ahora, que ni siquiera han sido capaces de ponerse de acuerdo para forma un gobierno compartido; ninguno quiere ceder sus intereses, que no son los de los españoles. Algunos les hace gracia y les divierte, a mí, me aburre, me repugna y me preocupa. Todos estos políticos si tuvieran algo de decencia deberían haber dimitido por su incompetencia para entenderse; ¡señores, fuera de aquí, no chupen más la sangre al español, que no tenéis vergüenza, lo único que perseguís es la ansiada pensión vitalicia!.

Hace falta que una nueva generación de personas, valientes, formen partidos nuevos, lejos de ideologías, con el único afán de arreglar este país, de avanzar, mejorarlo y amarlo de verdad. Hay mucha gente valida, que lo harían muy bien, donde su fin, sea la vida, la protección del ser humano, el medio natural y los demás seres vivos. Todo lo demás es pura mierda ideológica que no queremos, ¡qué no queremos más que llevar una vida decente, honrada y con las menores preocupaciones posibles, ayudando a los demás! sin vuestras ideologías con olor a alcanfor, en la que nuestros jóvenes no tienen nada que ver, dejadlos en paz, no le infundéis más odio con olor a rancio, que ellos construyan su futuro libres, sin comederos de coco. Aquí lo que vale es actuar y mejorar para ellos, nada más, y respetar a todo el mundo, no condenando a los demás. Colaborar, no destruir y robar. 

Al final, la llave la tenemos nosotros, el pueblo, y no se trata de votar, como siempre, al menos malo; si no te gusta lo que hay, haz algo diferente, no votes, vota en blanco, vota con un voto nulo, pero no le vuelvas a dar el poder a los mismo, no seas tonto. ¿No ves como se ríen de nosotros?, se creen con derecho y poder a gobernarnos, como si fueran nuestros dueños; dentro de poco tenemos, de nuevo, el poder de cambiar el futuro de este país y el de nuestros hijos. Recuerda que hay cambiar el sistema... está en tus manos... reflexiona, que no te vuelvan a engañar... si ya sabías esto, deja de quejarte y actúa de una vez.




miércoles, 11 de mayo de 2016

Gracias a vosotros lectores

Han pasado cerca de tres meses, desde que abrí el blog de Pasar Página, con muchas publicaciones y me siento muy agradecido por la aceptación que he tenido, ¡más de 6500 visitas, repartidas por todo el mundo en tan poco tiempo!, lógicamente, en especial, en las zonas donde más se habla el español; siendo en España, EEUU y México donde más me siguen...

Gracias por seguirme cada semana

Esta publicación está incluida y continua en el libro de:

 Pasar Página. Reflexiones para cambiar tu mundo. 

Puedes comprar tu libro en papel o en ebook, para ello puedes adquirirlo cliqueando a través de estos enlaces:




También puedes adquirirlo directamente enviando un correo al autor: 

ja_ca_ro@hotmail.com (Se envía libro por correo y ebook por mail fácilmente).

Precio libro papel 14 €
Precio libro digital  2 €


domingo, 8 de mayo de 2016

Esperando a morir

Esta es la realidad, nos guste o no, ¿suena fuerte verdad?. Llegamos a este mundo con cero conocimiento, mente en blanco, preparada para aprender todo lo necesario y poder sobrevivir en este mundo, y así lo hacemos como papagayos hasta una cierta edad, en donde, al final, el joven, empieza a reflexionar, y compara lo enseñado, con la realidad; entonces, se produce un choque, nos damos cuenta de ciertas verdades inmutables y llegamos a un punto de no retorno, que es el entender que no hacemos más, que esperar al día que nos muramos... 



Esta publicación está incluida y continua en el libro de:

 Pasar Página. Reflexiones para cambiar tu mundo. 

Puedes comprar tu libro en papel o en ebook, para ello puedes adquirirlo cliqueando a través de estos enlaces:




También puedes adquirirlo directamente enviando un correo al autor: 

ja_ca_ro@hotmail.com (Se envía libro por correo y ebook por mail fácilmente).

Precio libro papel 14 €
Precio libro digital  2 €


miércoles, 4 de mayo de 2016

Conéctate

Vivimos en un mundo en el que todos estamos conectados, pero es curioso, a su vez estamos totalmente aislados, me llama atención que vamos con el móvil, con internet a todos lados, siempre online, y ya nos resulta, a veces, más fácil entendernos con desconocidos a grandes distancias, que con nuestra propia gente que nos rodea. Hemos ganado la capacidad de conectar con cualquier persona en el mundo, pero estamos pagando, a veces, un precio, sacrificando la conectividad con las personas y el entorno en el que vivimos...


Esta publicación está incluida y continua en el libro de:

 Pasar Página. Reflexiones para cambiar tu mundo. 

Puedes comprar tu libro en papel o en ebook, para ello puedes adquirirlo cliqueando a través de estos enlaces:




También puedes adquirirlo directamente enviando un correo al autor: 

ja_ca_ro@hotmail.com (Se envía libro por correo y ebook por mail fácilmente).

Precio libro papel 14 €
Precio libro digital  2 €


domingo, 1 de mayo de 2016

Aprender a aprender

Es curioso ¿verdad?, se supone que cuando uno aprende cualquier cosa, ya está aprendida y no debes de volver a aprenderla, valga la redundancia. Pero veo como en el transcurso de mi vida, cuantas más experiencias tengo, más he aprendido, y más tengo que volver a aprender lo mismo, ¿cómo puede ser esto?.

Y es que echo la vista atrás, al pasado, y miro con una sonrisa entre cómica, melancólica y sorprendente...


Esta publicación está incluida y continua en el libro de:

 Pasar Página. Reflexiones para cambiar tu mundo. 

Puedes comprar tu libro en papel o en ebook, para ello puedes adquirirlo cliqueando a través de estos enlaces:




También puedes adquirirlo directamente enviando un correo al autor: 

ja_ca_ro@hotmail.com (Se envía libro por correo y ebook por mail fácilmente).

Precio libro papel 14 €
Precio libro digital  2 €